Corticos… los préstamos del BCR

Préstamos de la discordia. Dos préstamos concentran la atención de los medios y de la población, ambos otorgados por el Banco de Costa Rica (BCR), uno al empresario Juan Carlos Bolaños por $20 millones para importar cemento de china, tema del anterior Corticos. Y, otro, para la compra, por parte de Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca) a la empresa Holcim Costa Rica ¿Cuáles son los hechos más relevantes en ambos casos?

EL CASO DEL CEMENTO CHINO

Posible desviación. El préstamo de $20 millones fue hecho a Sinocem Costa Rica S. A., sociedad de la cual es presidente el Sr. Juan Carlos Bolaños. Seis miembros de la Junta Directiva (JD) del BCR han expresado el temor de que el préstamo haya sido desviado del plan de inversión aprobado y financiado. Ello dio motivo a una investigación y a la suspensión por 3 meses del Gerente General, Sr. Barrenechea.

Los $20 circulan en compañías de Bolaños. La preocupación de la JD resulta de que los $20 millones se giraron a la proveedora del cemento, Sinobuilding Materials Hong Kong, a solicitud de Bolaños. Esa compañía devolvió $7,5 millones a otra compañía de Bolaños, lo cual según el BCR es grave desviación del plan de inversión. De Sinobuilding se hizo un depósito a la cuenta de Sinocem CR en el banco Davivienda por 1,4 millones y $537.000 para publicidad y promoción de Sinobuilding. Es decir, el dinero ha estado circulante entre compañías propiedad del Sr. Bolaños y no llegó al proveedor del cemento.

¿Qué hace Sinobuilding, creada pocos días después de aprobado el préstamo? Según el diputado Roney Mongue, “el número de teléfono que aparece en los oficions de Sinobuilding en Hong Kong corresponde a una empresa que vende cosméticos, juguetes, partes de carros y aromatizantes” (ver AQUÍ).

Los enredos del Sr. Bolaños. En junio la compañía china Hangzhou Sinocen Materials Co Ltd alegó que posee la marca Sinocem en China y desautoriza que se use en Costa Rica, porque el empresario Bolaños habría comprado cemento a otras empresas, pese a tener un contrato de exclusividad.

Inseguridad por el pago crédito. La totalidad del crédito fue girado a Sinobuilding, es decir, sigue en manos de J. C. Bolaños. 15 mil toneladas de cemento han llegado al país y no las 30 mil que debieron llegar en los primeros 7 meses, según el proyecto de inversión. Quedan pendientes 180 mil toneladas que, para cumplir con los plazos del proyecto, tendrían que llegar hasta julio 2018, fecha límite para pagar el desembolso hecho a la fecha (los $20 millones). Esto parece imposible al ritmo que lleva la importación del cemento. El cemento chino es parte de la garantía aceptada por el BCR ¿Qué haría el BCR con un montón de cemento si tuviera que ejercer la garantía? ¿Qué hará si el cemento nunca llega a Costa Rica o llega muy tarde?

El Banco Popular rechazó un préstamo de $5 millones al grupo JCB S. A., con el mismo propósito (compra de cemento chino) porque consideró que la póliza de la aseguradora Oceánica de Seguros S. A., era riesgosa. El BCR sí la aceptó en el préstamo de $20 millones.

“El supuesto plan del empresario importador de cemento chino para evadir el pago de un millonario crédito y además demandar al banco por supuestos daños comerciales, fue protagonista de la sesión de Junta Directiva del Banco de Costa Rica del pasado 14 de junio” (textual de CRHoy, 28 de junio).

EL CASO COOPELESCA

Coopelesca compra la planta eléctrica Aguas Zarcas. Lo hace la Cooperativa de San Carlos, mediante préstamo otorgado por el BCR por $32,7 millones. Se alega, por una parte, que se trata de una planta vieja cuyo valor en los libros del Holcim, el vendedor, es de $12 millones; y, por otra, que puede haber habido tráfico de influencias, ya que el Sr. Raven Odio, directivo del BCR, era fiscal de esa empresa y la transacción de compra la hizo el bufete Zurcher, Odio y Raven, de la cual Raven es socio. El BCR acepta que no valoró el costo de la planta que financió en $30 millones por encima de su valor contable.

Coopelesca en problemas económicos. La Planta de Aguas Zarcas redujo la generación, lo que causa una reducción de ingresos en el 2016 del 43%, comparada con el 2015. La Planta con 20 años de operación, abastece electricidad a 75 mil clientes de la zona norte. Por supuesto, la reducción de la capacidad generadora de electricidad la pagarán los clientes con una tarifa mayor, que ya está siendo procesada por Aresep. La Planta solo aportó en el 2016 ¢5,6 millones, comparados con ¢342 millones, monto que tiene que pagar ese mismo año como cuota sobre el préstamo del BCR. El año pasado la cooperativa cerró con una pérdida de ¢538 millones de colones, mientras que el año previo tuvo un excedente de ¢1086 millones.

Expresidenta de la Junta Directiva del BCR dice que Alberto Raven mintió en sus declaraciones a los diputados. Además, afirmó la Sra. Paola Mora, tener constancia de que existía una primera y una segunda versión del acta, con dos versiones de lo que declaró Raven al negar su participación en los dos préstamos. También dijo participó en varias reuniones de junta directiva, pero que en las actas respectivas no aparece su nombre.

Planta Aguas Zarcas en “overhaul”. Esto aparece en un matutino del día de hoy. Sin embargo, el gerente de Coopelesca dice que no puede dar información sobre las reparaciones. El término “overhaul” se usa cuando un motor colapsa y requiere importante reconstrucción, lo cual sugiere que la planta, comprada por un total de $32,7 millones, tiene serias deficiencias. No se sabe cuánto cuestan las reparaciones, pero sí se sabe que ya se han invertido en mantenimiento más de $1 millón.

SINTESIS

En esencia, el país se enfrenta a un cuadro que, lamentablemente, profundiza el sentimiento de que las cosas andan mal y hay “chorizo” de por medio. Varias preguntas habrán de encontrar respuestas en los próximos días: ¿Hubo tráfico de influencias? ¿Qué participación tuvo la Casa Presidencial en ello? ¿Quiénes serían los responsables y que castigo se les impondrá? ¿Se hace un trabajo responsable a nivel de juntas directivas bancarias y en el estudio y concesión de crédito? ¿Se tomarán medidas correctivas? ¿Cómo evitar el impacto negativo de la política en las decisiones técnicas?