Corticos

¿Otro despiste ideológico? Resulta que el Ministerio de Trabajo lanzó una amplia campaña publicitaria, ligando a los empleadores con “tratantes” (tráfico de personas), grandes vallas publicitarias fueron expuestas en distintos lugares públicos y en las partes traseras de autobuses. Al parecer, una campaña bien planificada, para que el Ministro de Trabajo y sus asesores no tuvieran conocimiento de ello. Hay una renuncia y dos funcionarias más reconocen su error ¿Es creíble que el Ministro no supiera de una trabajo que debe haber tomado varias semanas en preparación y otras tantas en producir la vallas publicitarias? ¿Se sabrá toda la verdad en un año pre-electoral?

¿Venezuela al borde del abismo? más de 120 venezolanos que han perdido su vida, a la fecha de estas notas. Son valientes luchadores por la libertad, que se enfrentan a un ejército bajo el mando de la dictadura chavista. Lo que pueda pasar en los siguientes días incrementará el costo de vidas en la lucha por la democracia. El objetivo inmediato es detener la formación de una constituyente que consolidaría el estado de arbitrariedad actual, mediante la supresión de las libertades políticas y los derechos humanos, la continuidad de Maduro en la presidencia y la supresión de la propiedad privada, la extinción de los partidos políticos y, la supresión total de la debilitada libertad de prensa, siguiendo el modelo cubano. La constituyente y una nueva constitución posiblemente sea el principio de un conflicto interno, más sangriento de lo que hemos visto hasta ahora.

Colombia no reconocerá los resultados de la constituyente. El presidente de Colombia, Sr. Santos, dice que no reconocerá los resultados de la Asamblea Constituyente que sería elegida este domingo 30 de julio. Bien por el presidente Santos, porque dicha Constituyente es ilegal. La convocó el presidente Maduro y, según la constitución chavista, tiene que ser convocada por la Asamblea Nacional. La medida iniciada por Santos ha sido replicada por varios otros paíse, entre ellos Costa Rica, con un fuerte y contundente comunicado. Bien por el Gobierno.

¿Los malos ejemplos nos vienen del norte? Estados Unidos ha brindado un aporte enorme en el fortalecimiento de la democracia y en la constitución de gobiernos republicanos. Es una gran potencia, marcada por errores importantes, tanto como por grandes logros sociales y políticos. Un nuevo presidente ha tomado las riendas del país, que parece, en los primeros meses de gobierno, ir a la deriva. La Casa Blanca es fuente de caos y los compromisos de campaña no caminan. Peor, se imponen formas de ejercicio del gobierno que parecen debilitar la democracia y la imagen exterior del país más poderoso del mundo, exacerbada por Twits y un lenguaje aspero y chocante. Los chismes, las ofensas y la serruchadera de piso entre pares está a la orden del día. Es producto del populismo que no camina. Debemos recordar que no somos inmunes al riesgo del populismo y actuar con gran cuidado en las elecciones venideras.

Pensiones ¿Puede quebrar el Estado costarricense? En teoría no, aunque es difícil alegar lo contrario cuando vemos estados que se encuentran en quiebra económica, como Puerto Rico o Grecia. Hace unos pocos meses la CCSS le cobró al Gobierno su contribución al régimen de IVM y éste se negó a pagar, porque no tenía los recursos. Las noticias del día agregan dos elementos preocupantes: uno, que el ICE remata inmuebles para reducir gastos y aumentar ingresos. El lector recordará que el ICE ha llevado a cabo al menos dos programas de movilidad laboral, para cortar la “grasa” y reducir costos, con resultados cuestionables por su carácter voluntario. Otro, que 55 mil familias se quedaron sin becas del programa Avancemos, porque la Tesorería Nacional no contaba con más de 9700 millones para pagar las de julio. Ceder a las pretensiones de los huelguistas del Poder Judicial implica un hueco de 4 o 5 billones de colones para la próxima generación de pensionados que el Estado no podrá pagar y que, tarde o temprano, nos pasará factura con quiebra pública o cargas impositivas injustas.

¿Nos protegerá la Asamblea Legislativa para no caer en la quiebra o en el caos? No hay razones para creer que lo hará. Hay que resaltar el sentido de responsabilidad de los miembros de la Comisión Especial de Pensiones que, apegados a las recomendaciones técnicas de los expertos de la UCR, proponen cambios que tienen todo el sentido para lograr la sostenibilidad de las pensiones del Poder Judicial. Y, de paso, corregir los privilegios para unos, que representan discriminación para otros, en conflicto con el artículo 33 de la Constitución Política. También hay que reconocer la posición responsable de los tres candidatos presidenciales del PLN, PUSC y PAC. Esto es servir el interés nacional. Mal que un grupo de diputados de varios partidos cedan ante la presión de los sindicatos, privilegiando con ello el interés particular.

Diputados sin autoridad soberana. La irresponsabilidad de los diputados que ceden ante las presiones sindicales guarda relación con el sistema de elección del primer poder de la República, primero, porque no son de elección popular, sino producto de listas de candidatos que deciden las jerarquías partidarias, hoy seriamente cuestionadas. Segundo, porque sin distritos electorales, no tenemos un sistema de rendición de cuentas regional o local. Diputados de distintos partidos, como los que parecen ceder a la presión corporativa y el interés particular de los sindicatos, actúan al margen del interés nacional porque gozan de impunidad. Esta es una falla que, entre otras cosas, hacen que la población se aleja cada vez más del proceso electoral.

La política y la técnica. El Estado ha entrado en crisis por el evidente desequilibrio entre lo político y lo técnico. La política es la fuente principal de dirección y de velar porque el principio de equidad comande toda acción pública. Los técnicos deberían ser los responsables de organizar procesos y recursos para la entrega de los productos de la equidad a la población. Sin embargo, los políticos y en particular el llamado primer poder de la República, sin base real soberana, con frecuencia invade el campo técnico, sin tener las competencias para ello y sometiendo las decisiones a criterios politiqueros. Nos llenan así de procesos e instituciones que no funcionan, consumen los recursos de todos y deterioran la capacidad del Estado para actuar en favor de la equidad. La posición de un grupo de diputados politiqueros, que intentan descarrilar el esfuerzo de la Comisión Especial de Pensiones, es un buen ejemplo de ello. Son los que contribuyen a la imagen colectiva de que la política y los políticos son puro chorizo.