Víctimas durante protestas en Venezuela aumentan a 89

Debido a la crisis de Venezuela, ayer el papa Francisco pidió el fin de la violencia en ese país y expresó su cercanía con las familias de quienes murieron en tres meses de manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

“Aseguro mi oración por esta querida nación y expreso mi cercanía a las familias que han perdido a sus hijos en las manifestaciones”, dijo el pontífice argentino, un día después de que la Fiscalía General de Venezuela aumentara a 89 el número de fallecidos en tres meses de protestas.

En las manifestaciones opositoras también ha habido un millar de heridos y unos 3.500 detenidos, de acuerdo con el Ministerio Público y la ONG Foro Penal.

Un activista lesionado de la oposición es llevado por médicos voluntarios durante la protesta del pasado sábado

Ayer también se denunciaron acciones en contra de miembros de la oposición. Según AFP, El alcalde opositor venezolano Ramón Muchacho denunció que al regresar a Venezuela de un viaje a Perú y Chile las autoridades migratorias le quitaron y anularon su pasaporte.

Muchacho, que es alcalde del municipio capitalino de Chacao, bastión opositor, dijo ayer que las autoridades no le ofrecieron ninguna explicación sobre el motivo por el que le quitaron el documento.

En tanto que el presidente del Parlamento, Julio Borges, denunció la detención de Roberto Picón, asesor técnico de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), quien fue llevado ante un tribunal militar acusado de traición a la patria, rebelión y sustracción de efectos de la Fuerza Armada Nacional, informa el diario El Universal.

Líderes opositores califican esa detención de ‘arbitraria’ porque, según dicen, fue hecha sin orden de aprehensión, allanamiento, ni fiscales del Ministerio Público.

Por su parte, Maduro anunció ayer un incremento del 50% en el salario mínimo, el tercero en lo que va de año en un intento de aliviar el poder adquisitivo de los trabajadores en medio de una voraz inflación, crisis económica y sanitaria.

El nuevo salario mínimo mensual fue fijado en 97.531 bolívares desde los 65.021 bolívares anteriores y está vigente desde el 1 de julio.

En tanto, ayer el semanario inglés The Economist publicó un artículo –‘Adiós a la democracia venezolana’– en el que califica al gobierno de Maduro como una “caricatura de la caricatura (del gobierno del fallecido Hugo Chávez) de Cuba”.