China insta a un arreglo entre EE.UU. y Corea del Norte para evitar “choque frontal”

China, único aliado del régimen de Pyongyang, propuso este miércoles un compromiso para evitar “un choque frontal” entre las dos Coreas, y sugirió al Norte que suspenda sus actividades nucleares a cambio de que Estados Unidos suspenda sus maniobras militares en el Sur.

La propuesta china se produce después de que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara el martes por la noche los últimos disparos de misiles norcoreanos, calificándolos de “grave violación” de las resoluciones del organismo, antes incluso de celebrar una reunión de urgencia este miércoles.

El régimen norcoreano “rechazó categóricamente” la condena de la ONU, y alegó que las maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos lo impulsa a tomar “medidas más duras”.

El comportamiento de Estados Unidos en la ONU es el de “un malhechor que grita +¡al ladrón!+” según un portavoz del ministerio norcoreano de Exteriores.

– Incremento de tensión –

La propuesta del canciller chino Wang Yi se produce tras la cascada de eventos que llevaron a un dramático incremento de tensiones en la región, incluyendo una salva de cuatro misiles disparados el lunes por Corea del Norte, que cayeron peligrosamente cerca de las costas de Japón.

A China le preocupa especialmente el despliegue esta semana del sistema norteamericano de defensa antimisiles THAAD, que está siendo instalado en Corea del Sur como escudo protector contra la creciente amenaza que representan los misiles del Norte.

Wang advirtió sobre la “crisis inminente” que anuncian las pruebas nucleares y de misiles por Corea del Norte y los ejercicios militares anuales de Estados Unidos y Corea del Sur.

“Las dos partes son como dos trenes que aceleran a medida que se acercan uno del otro y ninguno de los dos está dispuesto a ceder el paso”, dijo Wang en rueda de prensa al margen de la sesión parlamentaria anual en Pekín.

Según el canciller chino, “la cuestión es: ¿Están realmente las partes dispuestas a un choque frontal? Nuestra prioridad hoy es prender la luz roja y frenar ambos trenes”.

Pekín propuso que Corea del Norte “suspenda sus actividades nucleares y de misiles a cambio por un alto a los ejercicios a gran escala de Estados Unidos y Corea del Sur”.

La propuesta del canciller chino Wang Yi se produce tras la cascada de eventos que llevaron a un dramático incremento de tensiones en la región, incluyendo una salva de cuatro misiles disparados el lunes por Corea del Norte, que cayeron peligrosamente cerca de las costas de Japón.

Pyongyang lanzó al menos cuatro misiles hacia el Mar de Japón y tres de ellos cayeron dentro de las 200 millas náuticas de la zona económica exclusiva japonesa.

Seúl y Washington habían iniciado sus ejercicios militares conjuntos anuales que siempre enfurecen a Pyongyang. Estados Unidos comenzó a desplegar su sistema de protección contra los misiles de Corea del Norte, que Pekín considera como una amenaza contra sus propios intereses de defensa.

Wang dijo que la propuesta China podría ayudar a llevar a Estados Unidos y Corea del Norte a la “mesa de negociaciones” en conversaciones destinadas a poner fin a los programas de armamento de Pyongyang.

– Nueva reunión urgente –

Seis paquetes sucesivos de sanciones impuestos por la ONU desde un primer ensayo nuclear norcoreano en 2006 no han logrado disuadir a Pyongyang de seguir adelante con sus programas.

Corea del Norte dijo que la última salva de misiles fue un ejercicio destinado a preparar un eventual ataque contra bases de Estados Unidos en ese país.

El Consejo se reunirá de urgencia este miércoles a pedido de Japón y Estados Unidos para discutir sobre los recientes lanzamientos de misiles norcoreanos.

El presidente norteamericano Donald Trump expresó el “compromiso inviolable de Estados Unidos de estar junto a Japón y Corea del Sur de cara a las serias amenazas planteadas por Corea del Norte”.

El departamento de Estado norteamericano anunció que el secretario de Estado Rex Tillerson visitará Japón, Corea del Sur y China del 15 al 19 de marzo, en su primera gira por la región.

Sus conversaciones incluirán una “coordinación estratégica para afrontar la amenaza creciente nuclear y misilística de Corea del Norte”, indicó del departamento de Estado.