EN EL 75º ANIVERSARIO DE LA CCSS, Parte III: Creación de la CCSS

La creación de la Caja de Seguro Social despertó todas las resistencias imaginables, porque nadie sabía qué eran los seguros sociales y el curso de la guerra en Europa había creado una muy crítica situación económica al paralizarse la venta del café, con lo cual los patronos vieron la amenaza del pago de sus cuotas, que incrementaría el precio de venta. Los salarios, de muy baja monta, tampoco estaban para hacer un pago adicional y un sector del mismo Estado, consideró difícil su financiamiento. De todas maneras, era un ambiente francamente adverso por las condiciones reales y las que se aportan para aumentar el rechazo, casi todo dirigido por el director del Diario de Costa Rica, Otilio Ulate.

De todas maneras, el Dr. Calderón aprovecha para buscar el respaldo del Partido Comunista, con Mora a la cabeza y de la Iglesia, con Monseñor Sanabria, que se vuelven sus aliados. El Gobierno aprovecha su mayoría legislativa y el 11 de Noviembre de 1941 se crea un Seguro Social directo, para cubrir solo a los trabajadores, con un salario hasta 300 colones mensuales, que será administrado por una Institución llamada Caja de Seguro y la Ley aprobada, que especifica su dirección y administración, se prevé que la atención médica se proveerá en los hospitales de las juntas de Protección Social, reconociendo el costo respectivo por la cama, cambio de ropa diario, alimentación, incluyendo dietas especiales.  La atención médica la darán los médicos de planta, que prescribirán según su criterio, para hacer despachar los medicamentos de inmediato en farmacia privada. Además, se crea el subsidio de enfermedad para que el paciente tenga ingreso mientras esté enfermo.

El Gobierno hace un préstamo inicial a la Caja de Seguro de 10 mil colones para el pago de las primeras obligaciones y crea una Junta Directiva de 5 miembros, con un médico para los asuntos técnicos. Se comienza a discutir la posibilidad de modificar la Constitución Política, el amigo y colaborador Oscar Barahona se hace cargo de redactar el Código de Trabajo y para 1943 se incorpora a la Constitución el Capítulo V, llamado de Las Garantías Sociales, que contiene el Código de Trabajo y la validez de la Caja de Seguro, que sin servicios médicos propios, tiene una autorización en su Ley Constitutiva para que las juntas de protección social le ayuden a atender a los pacientes asegurados, reconociendo el costo de estancia respectivo.

La atención médica especialmente de los pacientes ambulatorios se volvió errática y compleja, hasta que dos años después, el Dr Mario Luján, Ministro de Salubridad, le traspasa a la Caja la edificación suspendida del proyecto de guardería, La Casa de la Madre y el Niño, para que la Caja instale sus servicios hospitalarios propios en el segundo piso y nace el Policlínico en la planta baja como Consulta Externa, con servicios médicos, con especialidades, para la atención ambulatoria. Los médicos, que casi regalaban su trabajo hospitalario, pero tenían su ingreso principal de su consultorio particular, atendido en horas de la tarde, se organizan en un sindicato de profesionales: La Unión Médica Nacional, para su correspondiente defensa de derechos de grupo.

En este controvertido ambiente, un joven, nuevo personaje en el campo político, José Figueres, anuncia un programa radial para hacer críticas a la administración de Calderón, que ya ha cometido errores en el uso de su poder político y se suman los aires de la próxima campaña política, que ya augura irregularidades. En pleno desarrollo de su discurso, es interrumpido por la policía y dos días después es enviado, por avión, a El Salvador. Este error de procedimiento hace de José Figueres un perseguido político, que trabajará en los próximos años combatiendo las dictaduras del área.

Regresa al país y desde su finca, La Lucha, mantiene actividad vigilante y crítica de las irregularidades de las elecciones de 1946 entre los candidatos Ulate y Calderón, que ante el intento de anulación del triunfo de Ulate por parte del Congreso, lo lleva a desarrollar un movimiento armado, que encuentra un gran respaldo popular. Tiene éxito en todas sus iniciativas armadas, hasta llevarlo a marchar y ocupar Cartago, con el paso inmediato hacia San José, que supuso una alta mortalidad. Se produce entonces una conocida reunión entre Manuel Mora, líder del Partido Comunista y principal respaldo popular del Gobierno y José Figueres, en el Alto de Ochomogo, con la intermediación del Padre Benjamín Núñez, representante en San José de Figueres, donde don Pepe se compromete a mantener toda la legislación social vigente hasta entonces y Mora se compromete a quitar el respaldo de los grupos comunistas dentro de los grupos armados del Gobierno, lo cual provoca la rendición incondicional exigida por don Pepe.

Se produce la renuncia del Presidente Picado y el abandono del país de Picado y Calderón, hacia Nicaragua, para que Figueres y un conjunto de miembros de confianza asuman la administración del gobierno. Rápidamente don Pepe comprende que la pureza del sufragio ya está garantizada con el Tribunal de Elecciones, creado por el Congreso Nacional el año anterior  y que es el momento para proponer un plan nacional de desarrollo, utilizando todo el aporte ideológico de la 2ª Guerra Mundial, la ONU y la Carta de Derechos Humanos, que despierta en todo Latinoamérica el propósito de establecer cambios en los sistemas tradicionales y entre las novedades, buscar el desarrollo de los Seguros Sociales y hasta un Sistema de Seguridad Social, con el cambio de los sistema tradicionales y su financiamiento, terminando con la caridad en países en vías de desarrollo.

Don Pepe refuerza financieramente a la Caja de Seguro y se abre informalmente la cobertura familiar y la atención maternal; la presencia de A. Carro fue muy importante para la asesoría de la Junta Directiva, porque el reglamento de Enfermedad menciona el derecho solo para el trabajador afiliado. Este seguro directo empieza a ver operar una cobertura para la esposa o compañera, primero en Enfermedad y rápidamente se extiende a Maternidad y se inicia la cobertura de los hijos, al inicio hasta 5 años y que se extenderá según las posibilidades.

Desde que asume responsabilidades, busca la ayuda del Grupo para el Estudio de los Problemas Nacionales, formado y que trabaja alrededor del Lic. Rodrigo Facio y que propone un modelo político socialdemócrata, que ya había demostrado su éxito en los países europeos antes de la guerra, para una equitativa distribución de la riqueza, mediante políticas impulsadas por instituciones autónomas, que se traducen en programas de desarrollo social. Así el ICE se hará cargo de la electrificación nacional y su subsidiaria RACSA lo hará en telecomunicaciones; el INVU se hace cargo de la construcción de vivienda de bajo costo, adquirible en abonos mensuales a largo plazo, por el salario obrero medio y bajo. El programa para educación de tercer nivel queda a cargo de la UCR, para darle paso a la Ciudad Universitaria, luego la UNA y el ITCR. Y el Ministerio de Educación asume primer y segundo nivel, abriendo colegios en todo el territorio para hacer accesible el bachillerato.

La actividad agrícola se ve garantizada en el precio de su cosecha con el Consejo de Producción y se abren los estancos para poner a la venta la cosecha, a bajo precio. En la Banca se toma una medida audaz, como fue la nacionalización bancaria, para hacer accesible el crédito de bajo costo y plazo adecuado. El Solidarismo y las Cooperativas abren el programa de la participación económica del trabajador, aspecto muy importante del cual carece el sindicalismo. Todo este cambio necesitaba una nueva Constitución para que le dé contenido legal a los cambios, que es redactada por todos los conocedores, con gran apoyo de don Pepe y, cuando Figueres lleva el correspondiente proyecto al Congreso, obtiene un rechazo que hace renunciar a la Junta de Gobierno del plazo legal que tiene concedido. La renuncia de don Pepe tiene el propósito de fundar un partido político para ganar las elecciones, con el programa socialdemócrata rechazado, obteniendo una mayoría legislativa. En 1951, funda el Partido Liberación Nacional, que gana las elecciones para el período 53-58, en donde se formaliza el establecimiento de todo el plan socialdemócrata.