Un ‘brexit duro’ del Reino Unido para salir de la Unión Europea

Reino Unido abandonará el mercado único de la Unión Europea (UE) cuando deje el grupo, afirmó la primera ministra británica, Theresa May, en un discurso decisivo que puso fin a las especulaciones sobre si buscaría un acuerdo de compromiso para permanecer dentro del mayor bloque comercial del mundo.

May prometió buscar el mayor acceso posible a los mercados europeos, pero aseguró también que Reino Unido intentará establecer sus propios acuerdos comerciales con países más allá de Europa, al tiempo que impondrá límites a la inmigración. El discurso marcó una verdadera ruptura, encaminando a su país hacia un brexit más ‘duro’ que ‘flojo’.

Por vez primera reconoció que estas medidas exigirán retirarse de un mercado de 500 millones de personas.

 

La divisa británica subió sobre todo cuando May anunció que el Parlamento votará los términos finales del adiós británico, considerado como un factor de estabilidad.

La primera ministra detalló doce prioridades negociadoras, incluida la limitación de la inmigración, abandonar la jurisdicción de la Corte Europea de Justicia y poner fin a la membresía de la unión aduanera, que fija los aranceles externos de los bienes importados dentro del bloque. Pese a todo, afirmó que quiere un acuerdo que mantenga el comercio con Europa “lo más libre de fricciones posible”. May dijo que tiene previsto poner en marcha el proceso de dos años de negociación a fines de marzo.

Reino Unido emprendió el rumbo para salir de la Unión Europea.

El ministro de Exteriores austriaco, Joerg Schelling, estimó que “el brexit tomaría cinco años”. “Nadie sabe lo que sucederá exactamente”, dijo.

Impacto en la UE
El brexit representaría un déficit de unos 10.000 millones de euros anuales en el presupuesto comunitario, señala un estudio, que pronostica una negociación ‘difícil’ entre los 27 para hacer frente a este ‘impacto’.

“Nuestras estimaciones para el déficit ocasionado por el brexit en el presupuesto de la UE varían de 5.000 a 17.000 millones de euros anuales”, pero el monto de 10.000 millones (unos $ 10.700 millones) es el “caso más probable”, según el estudio del centro de análisis Instituto Jacques Delors.

El negociador del Parlamento Europeo para el brexit, Guy Verhofstadt, dijo que era una ‘ilusión’ pensar que Reino Unido podría disfrutar de las ventajas del mercado único de la UE sin aceptar las obligaciones que eso conlleva.

Añadió que la UE no aceptaría un acuerdo para el brexit que deje a Reino Unido en una posición mejor que la de un miembro pleno del bloque.