iPhone 7 podría decepcionar a muchos compradores

Los aficionados a la tecnología y especialmente los amantes de Apple, están contando los días para el lanzamiento del nuevo iPhone 7, planeada para este otoño. Cada día aparecen más filtraciones de las nuevas características del nuevo dispositivo, pero de acuerdo con algunos expertos, no sería tan innovador como algunos esperan.

El pasado domingo se publicó en YouTube un video procedente del análogo chino de Twitter, Weibo, que supuestamente compara el iPhone 6S con el nuevo modelo de ‘smartphone’.

El dispositivo será un poco más largo que el 6S, tendrá una cámara aparentemente más grande que sobresaldrá por encima de la superficie del teléfono y presentará un cambio más significativo: la ausencia de la salida para audífonos. Los audífonos del nuevo dispositivo tendrán la misma entrada que el cargador Lightning, y se enchufarán al mismo conector. Esto nos lleva a la pregunta: ¿se podrá escuchar música, mientras se carga el dispositivo? Y aparentemente la respuesta es “no”. Además se necesitará cambiar los audífonos para los que salgan nuevos con la entrada Lightning o bien comprar audífonos bluetooth que obviamente serán más caros que los que se conectan por la entrada de 3.5 milímetros. Según otros expertos, el conector Lightning ofrecerá más posibilidades de explotar características del smartphone, como por ejemplo un giroscopio para poder utilizar realidad aumentada o realidad virtual, pero ambas tecnologías no parecen ser la prioridad de Apple en este momento.

Tras analizar el video, el periodista y consultor especializado en el sector tecnológico Gordon Kelly ha descrito el nuevo dispositivo en su artículo para la revista ‘Forbes‘ como “el mismo iPhone 6 de 2014, pero sin una manera fácil de conectar los auriculares”.

“¿Mejor cámara? Por supuesto. ¿Más rápido? Por supuesto. ¿Mejor sonido del altavoz externo? En efecto”, admite Kelly, que al mismo tiempo señala que estas novedades no compensan las incomodidades derivadas de las especificidades de de los auriculares.

“En este momento, cuanto más sabemos sobre el iPhone 7 más evidente se hace (al menos por ahora) que Apple está fuera de ritmo”, concluye el autor.