EL DESASTRE DEL RIO TEMPISQUE, UN EVIDENTE RESULTADO DE LA INCAPACIDAD ADMINISTRATIVA DE LA DIRECCIÓN DE AGUAS

“La destrucción de los recursos hídricos de las cuencas fluviales y de los acuíferos y sus zonas forestales es una forma de TERRORISMO.” Vandana Shiva, Las Guerras del Agua

El periódico la Nación titula su primera plana de hoy 22 de mayo del 2016, “Sequía roba a río Tempisque la mitad de su caudal”. El articulo indica y según la Dirección de Aguas que el caudal del Río Tempisque, disminuyó su caudal en 3400 litros por segundo entre abril del 2010 y abril del 2016. Y que: “No existen datos del periodo entre el 2010 y el 2015, pues el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) retiró la estación de medición que tenía en aquel punto.”

1506035_580331598716954_807816387_n

Además que, “El agua que baja por los 144 kilómetros del río –el tercero más largo del país– es utilizada, en su mayoría, para el riego de miles de hectáreas de cultivos, la ganadería y el consumo humano.”

Y que, “A lo largo del río hay 17 concesiones activas, las cuales tienen autorizado extraer más de 11.100 litros por segundo.”

Pese a estos indicadores, José Miguel Zeledón, director de Aguas, aseguró que el río no está sobreconcesionado.

Zeledón señaló que “para aprobar esas autorizaciones, usan como referencia el caudal promedio de los últimos 60 años en la época seca, de unos 8.000 litros por segundo”.

De las informaciones que expone la Nación y las afirmaciones de José Miguel Zeledón se puede extraer que el deterioro del río Tempisque no es solamente el cuadro de la Nación, ni tampoco como lo ve el director de aguas. Este importante río de Costa Rica tiene las siguientes condiciones que le adversan: 1) Se está explotando oficialmente con más de 11.000 lts/seg –según información del articulo-, pero tienen que haber mucho más, 2) Que no existen datos o registros recientes, solamente una medición de caudal que se realizó en abril del 2016, y 3) Que no hay estación de medición pues el ICE la desinstaló del Tempisque, y 4) Que la Dirección de Aguas entidad del Estado tiene la misión de controlar las concesiones de agua – articulo 41 inciso m) del Decreto Ejecutivo Nº 36437-MINAET. Y no cumple con ese mandato legal.

Las declaraciones del señor Zeledón – director eterno de la Dirección de Aguas – no solamente son desacertadas, sino también manipuladas. El director niega la sobre-explotación del Tempisque teniendo como base de su conclusión de los promedios de caudal en sequía de los últimos 60 años. Pero resulta que en los últimos años –al menos durante 5 años- no han existido mediciones, pues el ICE se llevo la estación. Entonces ¿Cómo puede tener las cifras?

Pasamos a mostrar algunos datos que desautorizan totalmente lo expresado y actuado por el Director de la Dirección de Aguas y sus inspectores en este tema del RIO TEMPISQUE. En mayo del 2013, Isabel Guzmán Arias, en su tesis (1) para optar para el grado de Doctorado en Ciencias Naturales para el Desarrollo en la Universidad Nacional. Determinó en el cuadro siguiente la situación tan lamentable del Tempisque:

tempisque.png

La investigadora Guzmán Arias define la situación del Tempisque de la siguiente manera: “En el cuadro 3 se presenta el balance entre disponibilidad y demanda del recurso hídrico en la cuenca alta del río Tempisque, cuya diferencia mensual permite conocer la disponibilidad real del recurso en el punto del Puente de Guardia. Esta resultante constituye el caudal de oferta para satisfacer las necesidades entre los puntos de Guardia y La Guinea y satisfacer el caudal ambiental. Se puede observar en el mismo cuadro 3 que el balance final es negativo.” (Ver pág 122)

Y respecto a las explotaciones ilegales señala Guzmán: “Tanto al escenario de demanda del año 2012 como del año 2030, se debe agregar el uso ilegal del recurso hídrico tanto por extracciones que se estén haciendo sin concesión como por dueños de concesiones que eventualmente podrían estar extrayendo más caudal del concedido. Estas extracciones de agua ilegales se han estimado, según la Dirección de Aguas, como un 20% de las concesiones otorgadas en forma legal.”

En conclusión lo que encontramos en el Tempisque es consecuencia de una Dirección de Aguas con una incapacidad administrativa para ejercer el control de las concesiones –o no tienen ningún interés- mediante la incorporación de sistemas modernos y avances tecnológicos de punta para el monitoreo de aguas subterráneas y superficiales; de la incorporación de personal técnico blindado contra persuasiones y claras en que el principal objetivo del MINAE es la conservación de la Naturaleza y que el principal rol de la Dirección de Aguas es garantizar la disponibilidad de agua para todos los habitantes de la República en calidad y cantidad suficiente. Y que esa agua no pertenece ni a los especuladores y explotadores irracionales del agua que pueden convencer con almuerzos e invitaciones para futuras o aumentos de las concesiones de las aguas superficiales o de las aguas subterráneas.

El Tempisque está siendo destruido en forma sistemática y continua. Y el principal responsable de esa destrucción es el MINAE por medio del órgano denominado Dirección de Aguas que cuenta con todas las POTESTADES LEGALES para actuar, pero no lo hace simple y sencillamente por intereses particulares que protege.

Por la Fundación: Instituto de Oceanología de Costa Rica