Un sueño revolucionario del PLN

IMG_2108

Desde hace algunos días la dirigencia liberacionista en Desamparados ha venido haciendo un fuerte trabajo reuniéndose con delegados cantonales en busca de un sueño: la unificación total de las tendencias que pelearon las pasadas distritales.

El Partido Liberación Nacional cada 4 años tiene unas elecciones internas que de una forma u otra nos hacen enfrentarnos entre hermanos y amigos liberacionistas. Sin embargo, cuando estos procesos acaban nos toca tomar una decisión: nos unimos con nuestros hermanos liberacionistas para luchar las elecciones municipales y nacionales, o simplemente seguimos esa pelea que comenzó en las distritales y decidimos no apoyar al partido. En los últimos años, muchos dirigentes han tomado la mala decisión de luchar solo por intereses personales y no por los intereses del partido (Ni tampoco por los de su comunidad) así que cuando han perdido en los procesos internos deciden quedarse al margen de las elecciones, perjudicando con estas acciones la unión de los miembros liberacionistas y producto de esto hemos tenido derrotas electorales por esta misma razón: la desunión.

Así que en el contexto histórico en el que vivimos así como la coyuntura política en la que nos vemos envueltos, la decisión que toman los dirigentes liberacionistas: don Gilberth Jiménez y doña Maureen Fallas es lo más admirable que podemos observar y debe ser un ejemplo de unificación a lo largo del país en todas las dirigencias liberacionistas. Hace algún tiempo, don Pepe Figueres hacia mención a una cita bíblica de Eclesiastés 3:1 que decía lo siguiente: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.”, así que don Pepe Figueres dice que el Partido Liberación Nacional debe tener tiempo para soñar y para soñar cosas grandes. El Partido tiene un sueño actualmente y ese sueño se llama: UNIÓN.

El status quo en el que vivimos actualmente en el partido nos lleva a caer en esa desunión, ese status quo del que algunos dirigentes no quieren salir se llama DESUNIÓN y las razones por las que les beneficia estar en guerra constante con sus hermanos liberacionistas es bastante clara: satisfacer sus propios intereses. Por eso me atrevo a decir con toda seguridad que querer mantener esa desunión no es revolución, es solo querer mantener el status quo que solo le beneficia a algunos y que sobretodo le favorece a los partidos que quieren ver al PLN en cenizas. Es importante recordar la definición que le da la Real Academia Española al concepto de revolución: “Cambio rápido y profundo en cualquier cosa” y “Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación”.

Liberación Nacional es ahora un partido más maduro, un partido que cree en que los grandes cambios sociales no se pueden hacer a la fuerza sino que se deben dar por la vía del reformismo, definido por la Real Academia Española como: “Aquello que se propone, proyecta o ejecuta como innovación o mejora en algo.”. Por lo tanto Liberación Nacional nace como un partido de revolución y se transforma en un partido de reformas, un partido de cambios y de ideas por la vía de la democracia y del respeto de las mayorías. La gran reforma y el gran sueño que debe tener el Partido Liberación Nacional es volver a estar unidos.

Desde Desamparados queremos proyectarle al partido ese sueño, ya no utópico, de que la unión es posible. Por esa razón también quiero invitar a todos los que desean ver ese sueño cumplido a que se nos unan a esta lucha sin fin, una lucha que no es fácil, que comenzó don Pepe y que nos toca ahora a nosotros continuar con reformas (Ideas y propuestas innovadoras) y ya no con revoluciones.

Santiago Bermúdez Barrientos