ME MUEVEN EL FORTALECIMIENTO Y UNIDAD DEL PLN

lch

Del facebook de doña Laura Chinchilla M.

No es cierto que yo aspire a ningún cargo en el Comité Ejecutivo del Partido Liberación Nacional (PLN). Mi papel dentro del PLN es de impulso a los procesos de fortalecimiento institucional, especialmente de apoyo a los jóvenes y las mujeres. Con esta afirmación desmiento los rumores que han circulado en los últimos días sobre una posible aspiración para ocupar la Presidencia del Partido.

Aprovecho para expresar los sentimientos e intenciones que me han movido desde el momento en que finalicé el gobierno y retomé mi militancia política en Liberación.

1. Considero que el PLN, es una de las más importantes instituciones políticas del país y que nuestra obligación es preservarla, remozarla y fortalecerla en nombre de la gobernabilidad democrática. Una de mis mayores preocupaciones como gobernante fue proponer y avanzar reformas en materia institucional, que permitieran sacar al país de la parálisis que le afecta en el proceso de toma de decisiones. Los partidos políticos son una de esas instituciones que deben fortalecerse, evitando la atomización, la dispersión y la corporativización de la representación política en el país.

2. En aras de fortalecer al PLN debemos empezar por promover una renovación de sus estructuras partidarias, especialmente de su Comité Ejecutivo. Al día de hoy, he procurado atender y escuchar a las y los aspirantes a dichos cargos y encuentro en varios de ellos y ellas, condiciones óptimas para emprender el necesario relevo que se requiere.

3. Pienso en la necesidad de que quienes ocupen los puestos en el Comité Ejecutivo garanticen una fórmula que conjugue los siguientes elementos: experiencia y juventud; solidez e inquietud en el plano doctrinario e intelectual; respeto y ánimo de convergencia frente a las diferentes corrientes partidarias; ánimo crítico a la vez que constructivo sobre los retos partidarios; y gran capacidad de trabajo, mucho trabajo y sacrifico personal.

4. Finalmente, las decisiones deberán forjarse en el marco de una amplia consulta con los sectores que integran el PLN y en el mayor consenso posible entre los miembros de la Asamblea Nacional cuya decisión final, como máximo órgano partidario, deberemos respetar.

A un mes de que el PLN tome decisiones trascendentales, confío en que sabremos nutrirnos de lo mejor de nuestro pasado para que, alimentados con las más legítimas aspiraciones, seamos capaces de proyectarlo hacia el futuro en beneficio de Costa Rica.