Costa Rica es la reina en el grupo de los campeones

Daniel Sturridge (9) fue de los que más trabajo le dio al portero Keylor Navas, quien se llevó la distinción al mejor jugador del partido. / Imagen del diario La Nación

Daniel Sturridge (9) fue de los que más trabajo le dio al portero Keylor Navas, quien se llevó la distinción al mejor jugador del partido. / Imagen del diario La Nación

San José (Redacción). En un partido más cauteloso y discreto que sus dos presentaciones anteriores, Costa Rica dominó al tercer monarca mundial al hilo y amarró un gran liderato en uno de los grupos más difíciles de este Mundial.

La tabla de posiciones del grupo D refleja, con justicia, la maravillosa faena tica: Costa Rica primero (7 puntos), Uruguay segundo (6) y dos selecciones de una gigantesca tradición eliminadas, como lo son Italia (3) e Inglaterra (1).

La Copa se quedó sin cinco estrellas de campeón (cuatro italianas y una inglesa) gracias a la humilde pero gigante Costa Rica.

Hoy los británicos, con una alineación de suplentes y ya sin esperanza, no propusieron mucho y la Sele tampoco se complicó, salió a hacer su partido a sabiendas de que un empate e incluso una derrota por la mínima le daba acceso como primer sembrado de la llave a los octavos, donde espera a Costa de Marfil, Japón o, difícilmente, Colombia.

Sea cual sea el rival, los nacionales volverán a Recife, donde hirieron mortalmente a Italia, para buscar agrandar aún más una historia que ya es leyenda en el fútbol mundial.

Pocas pero grandes emociones. No faltaron las acciones para arrancar suspiros a la afición. Desde el segundo minuto de juego Joel Campbell tiraba un remate que se desvió en un defensa y amenazó con colarse al ángulo.

Celso Borges también nos sacó del asiento, en un gran remate de tiro libre, al 23’, que el portero Ben Foster de milagro alcanzó a desviar hacia el horizontal.

Pero tampoco fue que no se dieran momentos de apremio contra los ingleses. Daniel Sturridge llegó a Brasil como la carta más prometedora del equipo de los Tres Leones y defraudó poco.

Del “9” fueron las mejores opciones del rival, como ese cabezazo que afortunadamente no pudo enderezar, tras una jugada planificada en el tiro de esquina al 34’.

Si la inicial fue de pocas revoluciones, la complementaria se fue con un ritmo aún más lento.

Los ingleses volvieron del descanso con la intención de patear duro y a la Selección Nacional le costó tomar los hilos del encuentro.

En ese letargo fue que casi sorprende el alicaído rival, otra vez en los pies de Sturridge, quien armó una rápida triangulación con James Milner y por poco rompe la red de Keylor Navas, pero su tiro se fue desviado.

Esa, sin duda, fue la mejor y más clara acción de los europeos.

Hubo otras jugadas, pero nunca sin que Navas luciera ese temple y tranquilidad que tanto identifica a esta Tricolor.

Por eso la FIFA eligió a Navas como el mejor jugador del partido. Una distinción que premia la solvencia a cada intervención del guardameta costarricense.

Diario La Nación