La administración presidencial de doña Laura Chinchilla (segunda parte)

chinchilla_hospital_puntarenas_terremotoOfrecemos la segunda entrega de los aspectos más relevantes y los principales logros de la administración de doña Laura Chinchilla Miranda al frente de la Presidencia de la República.

La mandataria concluye su gestión el 8 de mayo próximo, cuando entregará la Presidencia de la República a su sucesor, electo durante la segunda ronda electoral que se efectuará el próximo 6 de abril.

Formación académica de la Presidente

Doña Laura Chinchilla cursó sus estudios primarios en la Escuela República del Perú, una casa de enseñanza pública de gran prestigio y financiada por el Estado. La enseñanza secundaria la cursó en el Colegio de La Salle, donde comenzó a interesarse por  las ciencias  sociales y donde se incorporó a grupos estudiantiles que impulsaban actividades culturales y recreativas.

Poco después de graduarse de sus estudios colegiales, a finales de los años 70’s y con tan sólo 18 años, decidió realizar un recorrido por Centroamérica, región que para entonces padecía los rigores de la guerra y la violencia.

“Fue un viaje muy particular, digamos que a mi manera, con muy pocos recursos, con una mochila por equipaje y sin un medio de transporte definido. Toda una aventura que me dejó lecciones maravillosas en la vida”, dice con un toque de nostalgia en la voz y la mirada.

Durante los más de 30 días que duró su periplo por tierra, el cual la condujo hasta Guatemala, comprendió el privilegio de haber nacido en un país sin ejército y con una fuerte tradición pacifista y asentó aún más en ella el interés por las ciencias políticas y sociales.

Realizó sus estudios universitarios en la estatal Universidad de Costa Rica, desde donde apoyó diversos movimientos sociales que propiciabanuna alternativa democrática para los países de la región centroamericana.

Participó activamente del movimiento estudiantil universitario y se graduó de bachiller en la Escuela de Ciencias Políticas de esa casa de enseñanza. Al mismo tiempo colaboró como asistente en diversas cátedras y en Centro de Investigación y Adiestramiento Político (CIAPA).

Hacia finales de la década de los 80’s obtuvo una beca financiada por el Gobierno de los Estados Unidos de América, gracias a la cual obtuvo una maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Georgetown. Sus inquietudes en torno a la situación centroamericana, le llevó a realizar una pasantía en la Embajada de Costa Rica en Washington, en donde colaboró con el entonces Embajador y periodista Guido Fernández en diversas tareas dirigidas a promover, en los círculos políticos de la capital norteamericana, el plan de paz que impulsaba el entonces presidente de la república, Oscar Arias Sánchez (1986-1990).

Una vez convertida en profesional, sobresalió en el ámbito internacional como especialista en administración de proyectos y asesora en temas de seguridad ciudadana, prevención del delito y reforma judicial. Inició su experiencia internacional con el Centro para la Administración de Justicia de la Universidad Internacional de la Florida, desde donde estuvo al frente de proyectos para la reforma judicial en Ecuador, Panamá, Honduras y Costa Rica. Posteriormente, amplió su colaboración a otras naciones de América Latina y a varias de África con organismos como las Naciones Unidas y el Banco Interamericano de Desarrollo. Realizó diverso tipo de actividades profesionales para organismos no gubernamentales como la Fundación para la Paz y la Democracia (Fumpadem), la Fundación Arias para la Paz y el Desarrollo Humano, el Washington Office for Latin America (WOLA), el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), entre otros.

Su experiencia profesional en el plano internacional, y especialmente su trabajo en sociedades que habían atravesado fuertes sismas políticos y sociales, le hizo valorar aún más la calidad de la democracia y de las instituciones de Costa Rica. Es así, como a partir del año 1994, decide combinar su carrera como asesora externa con la política doméstica.

Logros en seguridad social

Los principales logros en esta materia han estado centrados en las áreas de educación, salud y cuido de la población infantil y de adultos mayores.

En el área de educación se ha alcanzado la cifra de financiamiento de la enseñanza pública más alta de toda la historia. Para el año 2014, se ha presupuestado un 7.2% del PIB. Al mismo tiempo, se alcanzará la meta de incrementar la educación técnica, como complemente a la estrictamente académica.

En materia de salud, el reto más complejo que ha debido enfrentar esta administración se refiere a la sostenibilidad financiera de la CCSS. Gracias al compromiso de pago de deudas históricas del Gobierno con esta institución, así como a una estricta política de racionalización del gasto, se ha logrado solventar el déficit financiero que la institución mostró en los años 2010 y 2011 y retomar importantes proyectos de inversión en infraestructura, tecnologías y personal médico.

Finalmente, el programa más importante y novedoso impulsado por esta administración es el relativo a la Red Nacional de Cuido, la cual se centra de manera preferente en la atención integral de la primera infancia, y también de los adultos mayores. Los objetivos que se establecieron fueron ambiciosos. En lo que respecta a la primera infancia, se espera incrementar los niveles de cobertura existentes al año 2010 en un 75%. En relación a los adultos mayores, la cobertura se incrementará en un 50%. Los datos disponibles a mitad del año 2013, anticipan que las metas se cumplirán y en el caso de la población adulta mayor, se superará con creces.