La administración presidencial de doña Laura Chinchilla (primera parte)

laura_chinchilla_2A partir de hoy ofrecemos la primera de varias entregas que contienen los aspectos más relevantes y los principales logros de la administración de doña Laura Chinchilla Miranda al frente de la Presidencia de la República, gestión que finalizará el 8 de mayo próximo, cuando por mandato constitucional entregue la banda presidencial a sucesor, que será electo en segunda ronda, el 6 de abril venidero, para que asuma como titular del Ejecutivo durante los próximos cuatros años.

Una mujer de cuna humilde y entregada a las luchas sociales

Uno  en los barrios populares de Desamparados, al sur de la provincia de San José, vio nacer a Laura Chinchilla un 28 de marzo de 1959. Creció en el seno de una familia de clase trabajadora  conformada por doña Emilce Miranda y don Rafael Ángel Chinchilla, ex Contralor General de la República.

Una mujer jovial, alegre, no muy amiga de los protocolos y de las complicadas formalidades que exige su cargo, pero muy firme a la hora de tomar decisiones determinantes, especialmente cuando está segura de que la razón le asiste.

“Soy la única hija mujer en la familia y la mayor de cuatro hermanos”, dijo durante su conversación con La Fragua, lo que podría explicar su temple y determinación ante situaciones difíciles.

Actualmente está casada con don José María Rico Cueto, doctor en Derecho Penal y Criminólogo. El matrimonió procreó un hijo, José María Rico Chinchilla, quien cursa estudios de secundaria.

Lo que sido su administración presidencial

Cuando asumió la presidencia, el 8 de mayo de 2010, uno de los más graves problemas que aquejaba a la población era de la seguridad ciudadana.

El país observaba un crecimiento sostenido de las tasas de criminalidad en prácticamente todos los delitos, un deterioro de la sensación de inseguridad y una grave alarma social sobre el tema.

Se propuso así un plan de gobierno que giró en torno al tema de la seguridad humana, con cuatro componentes claves: 1. Seguridad económica, 2. Seguridad social, 3. Seguridad ciudadana, y 4. Seguridad ambiental.

La situación de la economía nacional ha sido positiva

Entre todos los logros alcanzados durante los cuatro años de gestión presidencial , sin lugar a dudas el más notable es el de haber disminuido los índices de criminalidad, especialmente la tasa de homicidios y femicidios.

Pese a las dificultades que ha supuesto una economía internacional poco dinámica y en recesión para un mercado tan abierto como el de Costa Rica, la situación de la economía nacional ha sido positiva.

Durante el período 2010-2013 la economía costarricense creció a una tasa promedio de 4.4% y de acuerdo a las expectativas anunciadas por la Cepal, para el año 2014, Costa Rica será una de las naciones que crecerán por encima del promedio de la América Latina.

Los factores más exitosos y que explican el crecimiento de la economía de Costa Rica durante este período son la política de atracción de inversiones y la promoción de las exportaciones.

En el área de atracción de inversión extranjera directa año con año se han venido superando las expectativas. Para el año 2012 el gobierno se había propuesto llegar al monto de US$2,000 millones en el 2012 y se logró superarla en más de US$200 millones. Igualmente, para el primer semestre del 2013, los flujos de IED llegaron a US$ 1.335 millones, lo que representa el 58% de la meta establecida para el 2013 (US$ 2.300 millones). El crecimiento ha sido especialmente acelerado en el sector de alta tecnología, habiéndose alcanzado, en los últimos tres años, las cifras más altas de toda la historia del país.

En el caso de las exportaciones, ya para el año 2011 las mismas habían superado los US$15 mil millones, la cifra más alta de la historia del país. En el 2012 las exportaciones, experimentaron un crecimiento adicional del 10%. Al finalizar el 2013, se estima que las exportaciones de bienes y servicios alcanzarán los US$ 17.314 millones, lo cual representaría un incremento del 3% en relación con el 2012.

Una de las áreas más exitosas de la gestión económica ha sido la contención de la inflación, la cual ha alcanzado niveles históricamente bajos. Para el 2013, la misma cerró en 3.68%, la tasas más baja de los últimos 42 años en el país.