Freno al contrabando de cigarros

Campaña se dirige a comerciantes de zonas urbanas y rurales de todo el país

 

 

Promover la campaña “No arriesgue su Negocio” entre comerciantes detallistas, es el objetivo de la Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (Canacodea), la Cámara de Industrias de Costa Rica, el Servicio Nacional de Aduanas y la Policía de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Con esta estrategia, se pretende informar a todos los comerciantes detallistas sobre los requerimientos que deben solicitar a proveedores de cigarros, ya que en muchas ocasiones se presentan situaciones anómalas por falta de información.
La campaña está dirigida a los 6.300 comercios afiliados y a los no afiliados a la Cámara.
Este es un problema que no afecta únicamente a la Gran Área Metropolitana, sino también a las zonas rurales ya que en estas existe menos acceso a información y más vulnerabilidad a que los comerciantes cometan algún error que les puede costar altas multas económicas y sanciones penales.
Luego de la aprobación de la Ley General de Control de Tabaco el año anterior, varios de los sectores han manifestado su preocupación por el aumento de contrabando de cigarrillos al país, afectando la recaudación fiscal y la economía.
La venta de este tipo de cigarros significa una competencia desleal y un contraincentivo para el comercio del país, que actúa incumpliendo la ley, aunado a los graves problemas de salud que se pueden desatar debido a su consumo. Los altos impuestos y las restricciones extremas estimulan el comercio ilegal y se perjudica a los comerciantes detallistas, indicó Ana Teresa Vásquez, directora ejecutiva de Canacodea.
“La campaña también pretende hacer un llamado al consumidor por los problemas graves de salud que pueden sufrir quienes consumen cigarrillos ilegales, además de esto, se afectan la recaudación fiscal y la economía del país”, agregó Vásquez.
Como interesado en el producto, es importante que quien compra cigarros, tenga presente verificar el empaque y etiquetas de los cigarros, así como las fechas de vencimiento y el precio, ya que si este es muy bajo, es posible que no cumpla con las normas mínimas de calidad exigidas.
“El contrabando perjudica a todos los sectores, desde empresarios formales hasta los consumidores, así como al Gobierno por la pérdida de impuestos y a toda la economía nacional. Por esto en la Cámara se apoyan todas las acciones que se lleven adelante para brindar información que permita combatir el contrabando”, señaló Martha Castillo, vicepresidenta ejecutiva de la Cámara de Industrias de Costa Rica.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533309577