Negocio propio, salida de desempleados

Pocos trabajos y garantías laborales son reto para 2014

 

Trabajar por cuenta propia fue la salida de decenas de costarricenses en los últimos cinco años, esto a raíz de las pocas oportunidades que generó el sector empresarial privado en ese periodo.
Esos emprendedores nacen en una época en donde la pobreza y la desigualdad aumentaron continuamente.Trabajar por cuenta propia fue la salida de decenas de costarricenses en los últimos cinco años, esto a raíz de las pocas oportunidades que generó el sector empresarial privado en ese periodo.
Esos emprendedores nacen en una época en donde la pobreza y la desigualdad aumentaron continuamente.
Casi 130 mil trabajadores encontraron empleo gracias a que emprendieron su propio negocio, representando un crecimiento del 53,5% de octubre de 2008 al mismo mes de este año.
Este tipo de empleado representa en la actualidad el 23% de los puestos de trabajo del país, ocupando el segundo lugar después de la empresa privada.
Después de la crisis económica, trabajar por cuenta propia resultó ser la única solución para que esa población percibiera ingresos.
Ellos conforman el sector que encontró más oportunidades, por encima de las contrataciones en cualquier otro sector en el último año.
De hecho, el trabajador por cuenta propia representó el 57% de los empleos generados en los últimos cinco años.
Estos trabajadores cotizan a la Caja, pero reportan generalmente un ingreso mínimo, por lo que tributan menos al Seguro Social.
Por su parte la empresa privada generó solo 57 mil empleos en el mismo periodo, lo que representó un incremento del 7% respecto a 2008.
“El Gobierno no está en capacidad de generar los empleos que requiere el país, por lo que es importante crear oportunidades de emprendedurismo”, comentó Roxana Morales, economista de la UNA.
La zona rural y el sector agricultura son los más afectados en poca generación de puestos de trabajo.
El sector agro se encuentra en recesión, y la producción de granos básicos ya alcanzó los dos años y tres meses con tasas de crecimiento negativas.
Este nicho ocupa a unas 160 mil personas, pero en el último año perdió unos 1.600 empleados.
Por su parte, el sector manufactura representa el mayor dinamismo de todos los sectores económicos, pero a diferencia de lo que se piensa sobre su buen posicionamiento, lo cierto es que recortó casi 3.800 plazas formales en el último año.
En tanto, en medio de recortes de personal y poca oportunidad de encontrar empleo, la solución de abrir su propio negocio no es accesible para toda la población desempleada.
La pobreza no disminuye en los últimos cuatro años, y la no caída se debe a la inversión del país en políticas sociales, pero falta corregir con un giro estratégico el modo de atacar este indicador, explicó Henry Mora, economista de la UNA.
Además, la desigualdad también crece a raíz de un crecimiento económico del país que no se traduce hacia todos los segmentos de la población, sino que más bien concentra la riqueza en unos pocos.
Hoy la inflación es mayor en los estratos bajos, con un 4,82%.
El ingreso per cápita que reciben los hogares es menor a esa inflación.
En la zona urbana el ingreso es mayor en un 87,9% en comparación con el área rural. Además, los más ricos ganan 18 veces más que los más pobres, y la brecha va en aumento.

 

 

 

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533308692