Nuevas intersectoriales para el próximo año

Activar rutas y mejorar los tiempos de recorrido es objetivo del Mopt

Viajes unirán La Valencia con Moravia, y Escazú con Hatillo

 

 

Poner en servicio dos nuevas rutas intersectoriales, es la nueva apuesta del Mopt para mejorar el transporte público en la capital el próximo año.
La medida ayudaría a desahogar el tránsito por San José, y permitirá que más personas se desplacen por las comunidades de la periferia sin necesidad de entrar al centro.

Los buenos resultados de las primeras tres rutas intersectoriales permitirán corregir errores, y mejorar estrategias para la activación de los nuevos servicios, que están en la etapa de valoración.
Facilitar viajes que unirán La Valencia con Moravia, y Escazú con Hatillo, es una nueva solución de transporte público que podría ponerse en marcha en el próximo año.
Las nuevas rutas intersectoriales vendrían a complementar el sistema de transporte periférico que ya inició con las tres primeras interlíneas, que se pusieron en funcionamiento como medida paliativa al caos en Circunvalación.
Para lograr que estos servicios de autobús hagan viajes más rápidos y cautiven una cantidad importante de usuarios, se habilitarían también los carriles exclusivos para transporte público.
De esta forma los buses tendrían tramos disponibles únicamente para brindar los servicios y se reduciría la afectación a los otros vehículos.
Otro objetivo que tendrán las nuevas rutas será mejorar los servicios actuales de bus ya que permitirán a los usuarios cambiar de servicio y desahogar un poco los congestionados buses que viajan desde el centro hacia cada comunidad.
La implementación de las nuevas interlíneas tiene como objetivo evitar a los vecinos de Escazú, Hatillo, Moravia y Santo Domingo de Heredia la molestia de entrar al centro de la capital, y caminar entre una parada y otra para llegar hasta su casa o trabajo en horas complicadas.
La idea original de este tipo de servicios es unir los viajes entre puntos estratégicos, que permitan transportar a la gente en menos tiempo por medio de un anillo periférico.
Activar la ruta entre La Valencia y Moravia es la primera posibilidad debido a que ya se realizaron los estudios necesarios y la carretera es apta.
Además, las rutas y calles que unen ambos puntos son aptas para la puesta en funcionamiento del servicio.
Actualmente, un viaje entre La Valencia y Moravia obligaría a una persona a tomar tres autobuses, y en hora pico podría prolongarse hasta por dos horas.
Con la intersectorial se pretende reducir el tiempo de viaje a menos de una hora y unir varias comunidades ubicadas a lo largo del trayecto.
La otra ruta, Escazú – Hatillo ha enfrentado históricamente problemas legales, ya que interfiere con los buses de la Periférica y se encuentra en un proceso judicial, explicó Silvia Bolaños, viceministra de Transportes.
En este momento, operan tres rutas intersectoriales que unen Escazú con la Uruca, Moravia con Desamparados y Guadalupe con Escazú.
En octubre arrancaron los servicios como una posible solución al caos generado por el hundimiento en la Circunvalación.
Transportar más de 12 mil usuarios entre los tres recorridos, y desahogar el tránsito de vehículos en la capital, son los primeros resultados de estas rutas en poco más de un mes de funcionar.
Se espera que los nuevos servicios interlineales arranquen en enero próximo, solo quedan pendientes los estudios de viabilidad que realiza Ingeniería de Tránsito para definir las rutas exactas y algunos detalles técnicos.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533308406