Mejoría en salud dinamizará economía

Inversión de la Caja en equipo y construcciones aumentaría un 30% en 2014

 

Los asegurados del Área Metropolitana, así como sus patronos, serán beneficiados con el mejoramiento de los hospitales rurales, ya que menos gente tendría que venir a San José por el tratamiento.

Esto será posible gracias al presupuesto que la Caja le solicitó al Estado de ¢2,7 billones.
De los cuales unos ¢100 mil millones se utilizarán en ampliaciones a dos hospitales regionales, y remodelación de los actuales, anunció la Caja ayer.
La recuperación de las finanzas de la entidad, que arrastraba casi cinco años de postergar inversiones, permitirá la ejecución de los proyectos.
La economía nacional por un lado será más eficiente, al agilizarse la atención de los pacientes del Área Metropolitana, que no tendrán que competir con las personas de zonas rurales, en el caso de Siquirres, Acosta y Nicoya, pues actualmente están obligados a venir a la capital para recibir varios tratamientos especializados.
Se trata de unos ¢100 mil millones que tiene la Caja para el año próximo, que invertirá en hospitales nuevos, y en la remodelación de otros existentes.
De esta forma, las personas serán atendidas en su localidad, y desahogarán las salas de espera de los hospitales metropolitanos.
Además, habrá oportunidades de construcción y renovación, en proyectos como un centro de atención en Siquirres, y otro en Acosta, donde reciben servicios de salud en un edificio alquilado.
En el caso del hospital de La Anexión, se ampliarán varias áreas con nueva infraestructura.
Así como la fase final de emergencias del hospital de Ciudad Neily, el cual mejorará el acceso a la salud para los asegurados de la zona.
En total, la Caja invertirá ¢43 mil millones en equipo, ¢28 mil millones en infraestructura y ¢25 mil millones en mantenimiento de los centros médicos a nivel nacional.
Es posible que de hecho haya más dinero del proyectado, dado que el presupuesto excluye las transferencias que hace el Estado por cuotas atrasadas. Por tanto, esta posición favorable, se da gracias a la mejora de las finanzas.
No es hasta ahora que los ingresos de la Caja superan los gastos.
En 2013 y tras una serie de medidas para organizar las finanzas, la institución recuperó ¢141 mil millones de morosos.
Además, recaudó ¢135 mil millones correspondientes a la deuda que el Estado mantiene con el ente.
En 2011, la institución cerró el año con deudas que superaron los ¢35 mil millones, las cuales fueron solventados con el presupuesto del año siguiente, lo que generó una crisis interna.
La intervención de la Caja inició en 2009, debido a que los gastos excedieron los ingresos, y las deudas del Estado comprometieron las finanzas de la institución.

 

 

 

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533308152