Actual administración del Banco Central concluiría con buena nota

 Pese a sus desaciertos en restricción al crédito y política cambiaria

Expertos catalogan control de la inflación como mejor acierto. 

 

NAC18-1-1-EDIFICIO-BANCO-CENTRAL-2010

Economistas aducen que el principal tema que quedará pendiente será los cambios en la política cambiaria.

Pese a que puntos como las modificaciones de la política cambiaria de Costa Rica, es decir el salto de una política cambiaria a una de flotación administrada, no se vio en esta dirección del Banco Central de Costa Rica (BCCR), la actual administración del ente emisor concluiría su período con una buena calificación.

Al menos esa es la valoración de respetados expertos en materia económica, quienes si bien señalaron que además de este tema, otros como la falta de manejo en las tasas de interés y la restricción al crecimiento del crédito empañaron los cristales, logros, como el control inflacionario, sobresalen.

Por ejemplo, de acuerdo con la economista del Observatorio de la Coyuntura Macroeconómica de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), Roxana Morales, a su parecer, el mayor acierto del Central fue precisamente ese punto, el control de la inflación.

Sin embargo, para Morales, entre los desaciertos se encuentran puntos como la falta de intervención en las tasas de interés, que llegaron a alcanzar índices cercanos a los 11 puntos porcentuales.

Recordó que para el 2012, la tasa de interés en colones se disparó por presiones en el mercado interno, lo que provocó incluso una presión moral por parte de la presidente de la República, Laura Chinchilla, a los bancos para que tomaran cartas en el asunto.

Además resaltó la falta de determinaciones del ente emisor, liderado por Rodrigo Bolaños, quien hasta el momento, no promulgó cambios en la manera cómo se regula el tipo de cambio del dólar en el territorio nacional.

“Uno de los temas pendientes es la definición de la estrategia de la política cambiaria. Hemos estado en una transición y ese tipo de cambio sumamente bajo no es conveniente, porque reduce la competitividad del sector exportador y a su vez tiene impactos negativos sobre el empleo en el país”, aseveró la economista Morales.

Coincidiendo sobre este factor, el economista Fernando Rodríguez aseguró que este factor será uno de los temas pendientes que deberá enfrentar el próximo costarricense que se siente en la silla que actualmente ocupa Bolaños.

Criticó que el sistema de bandas cambiarias, que le dan un piso y un techo para establecer el precio del dólar, era una medida de transición, pero que sin embargo, ya cumplió aproximadamente siete años desde que se pasó a ese modelo cambiario.

“Entre los desaciertos está el manejo del tipo de cambio. Creo que el banco perdió de una u otra manera la claridad con respecto al impacto que podría traer consigo el programa de compra de reservas. Empezó un programa tendiente a incrementar las reservas del banco y empezó a comprar divisas y eso empezó a provocarle problemas.

Se pierde además la perspectiva de cuánto de esa compra de reservas se hizo en algún momento y si correspondía al programa. Creo que nos dejó vulnerables bajo el efecto de la entrada de capitales, no hubo mucha claridad sobre el manejo de ese punto”, añadió Rodríguez.

 

REFORMAS

 

Con respecto a que sí consideran que se deben realizar reformas a los objetivos para los cuales está actualmente establecida esa autoridad monetaria, tanto Morales como Rodríguez afirmaron que efectivamente el Banco Central debe modernizarse.

Por un lado, Morales indicó que debería considerarse igual de importante el control del costo de la vida como del empleo, es decir no poner ninguno de estos dos puntos por encima.

Pese a ello, consultado por este medio, el economista de Ecoanálisis, Alberto Franco, señaló que para reformarse estos puntos debe tenerse de cierta forma cuidado en no ver afectada la intención actual del banco, es decir objetivos como la inflación, tomando en cuenta los buenos resultados que ha tenido en este ámbito en el que ha llegado a obtener niveles tan bajos de inflación no vistos desde hace cuatro décadas.

Aseguró por su parte, que sobre los cuestionamientos de poner por encima la estabilidad en las variables macroeconómicas sobre el crecimiento, comentó no analizarlo desde esa óptica, pues precisamente para ello está establecido de cierta forma el ente emisor.

Cabe señalar que actualmente existe un proyecto de ley que modificaría los objetivos del Banco Central, agregándole precisamente temas como el empleo, es decir enfocado hacia una política como la trabaja actualmente la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por su acrónimo en ingles).

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr/lpl/la_economia/93935-actual-administracion-del-banco-central-concluiria-con-buena-nota.html