TEC innova con métodos contra arsénico en el agua

 dos semanas se conocerán análisis del cabello de afectados.

NAC3-1-AGUA

Bagaces ha sido una de las comunidades afectadas por el agua contaminada con arsénico.

Luego de la gran cantidad de problemas de agua contaminada con arsénico registrados en nuestro país en la Zona Norte y en Guanacaste, el Instituto Tecnológico de Costa Rica se ha unido en la lucha contra esta problemática que afecta a decenas de costarricenses.

En particular la Escuela de Química ha puesto su mirada en cooperar con la zona y ha respaldado diferentes proyectos que tienen la institución bajo esta temática al lado de otras unidades de la universidad.

Por ejemplo, la Dra. Virginia Montero, coordinadora de los Programas Institucionales de Nanotecnologías, en alianza con el ingeniero Jorge Calvo de Ingeniería Ambiental de la Facultad de Química, trabajan en una síntesis de nanopartículas que podrán ser empleadas en un filtro de alta especificidad y sensibilidad para la absorción de arsénico en el agua que generaría una solución que no dejaría ningún sabor, como lo hacen otros filtros.

“Este es un proyecto que iniciamos con miras al próximo año. En este momento hacemos un análisis toxicológico en la comunidad de Bagaces. La idea es poder determinar casos clínicos de manera temprana y que estos casos puedan ser remitidos al Ebais”, comentó Montero, quien añadió que desde mediados del segundo semestre, los representantes del Tecnológico, tanto investigadores como estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental, se han acercado a la comunidad guanacasteca y han recolectado diferentes pruebas.

Por el momento, Montero asegura que se enfocan en unos análisis toxicológicos que estarían disponibles a partir de las próximas semanas y podrían mostrar sorpresas con respecto al arsénico presente en el agua al compararlo con las muestras de la población que no estuvo en contacto con el arsénico.

“Se mide el arsénico en el pelo a las personas y hay un grupo de control con miembros que no viven en ese lugar y que supuestamente no lo han consumido. Son marcadores de contacto muy interesantes”, apuntó Montero, quien señaló que estas pruebas no son comunes y sus valores no son aceptados, pero se realizan a nivel internacional para ver el grado de contacto que tienen los humanos con diferentes tóxicos.

OTROS PROYECTOS

Además durante este año, los investigadores de la Escuela de Química, Luis Guillermo Romero y Johnny Valverde, han desarrollado el “Sistema de Remoción a Nivel Domiciliar Punto de Uso”, por el que brindan la oportunidad de crear dos sistemas de uso de coagulación y floculación para la remoción de arsénico que el usuario lo puedan aplicar en su propia casa.

“Los sistemas de punto de uso por coagulación y floculación consisten en proporcionarle a la gente cloruro de hierro, para que le agregue al agua que va a utilizar. Este forma un sólido de hidróxido de hierro con el que el arsénico queda retenido, le estaríamos agregando un poco de mozote para ayudar a que se sedimente aún más rápido y la gente pueda separar más fácilmente los sólidos”, explicó Romero.

En este proyecto se contará con la colaboración de dos estudiantes de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Dresden, producto de un acuerdo establecido entre el TEC y la universidad alemana a principios del año.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr/lpl/nacional/93055-tec-innova-con-metodos-contra-arsenico-en-el-agua.html