Costosa inversión en energías limpias da frutos

En Centroamérica se dinamiza esta opción

Sector privado en Costa Rica es esencial para desarrollar proyectos.

NAC2-1-BIODIGESTOR-2013

Este es un biodigestor como los utilizados en las fincas para poder producir gas natural.Las energías renovables ganan terreno en Centroamérica, tanto para producción a niveles industriales como en pequeños proyectos; se han convertido en una salida para evitar más contaminación y abaratar el valor del kilovatio.

Eso sí, el costo a la hora de invertir es muy alto, lo cual frena en un principio a los empresarios, que, luego de arriesgarse y tomar una decisión, se dan cuenta que los resultados son muy favorables, superando las expectativas y mejorando el balance financiero.

“Tener proyectos que permitan la generación eléctrica de una manera más natural, aprovechando todos los recursos, hace que no sólo a nivel de consumo de combustible se beneficie al país en materia ecológica, sino que también se pueda aprovechar todo, como los desechos degradables, por ejemplo”, explicó el ingeniero ambiental, Rodolfo Urrutia.

Un ejemplo son los biodigestores, en los cuales, a partir de los gases naturales producidos por desechos sólidos y materiales degradables, se almacena el gas producido y así esto sirve como combustible para la generación de forma limpia de energía para poner a operar toda una planta.

“En Costa Rica tenemos varios proyectos, pero hay seis que son estrella, fincas donde se han instalado biodigestores con los cuales así de los mismos desechos que genera en sí la producción se acumulan y eso mismo produce la energía para que opere toda la planta. De esta forma, el consumo energético externo es el mínimo y los costos de operación de estas empresas bajaron considerablemente”, explicó la ingeniera del Programa de Biogás del ICE Costa Rica, Carolina Hernández.

Pese a lo exitoso de los proyectos, Hernández confirmó que los finqueros muchas veces tienen sus dudas de la efectividad de los sistemas.

“Hay mucha resistencia. No es fácil llegar a presentar los proyectos porque quieren resultados y como que invertir tan rápidamente para desarrollar la idea no les parece muy positivo, pero se logran convencer y luego ven que los resultados es lo mejor y que en realidad sí son efectivos”, detalló Hernández durante una presentación en Panamá.

Los proyectos de biodigestores en fincas más exitosos son Sermide, el Cerro Kafur, Cerro Grande, Don Carlos Vargas y La Lima.

Por ejemplo, la finca Sermide es una granja porcina que se encuentra ubicada en el Valle de Ujarrás, Cartago, en donde la generación eléctrica es proveniente de biogás producida por los desechos de los cerdos.

El proyecto fue diseñado para tratar el residuo de 4.000 cerdos en un biodigestor con la intención de producir biogás y abono orgánico. El biogás es utilizado en una planta generadora de 60 kW de capacidad que genera la electricidad necesaria para operar la fábrica de alimento de la granja, así como las bombas de lavado. El abono líquido y el compost son utilizados en las plantaciones de caña, huertas y árboles de la finca.

Al igual que este, cada vez son más los empresarios ganaderos que deciden incursionar en ese campo en una estrecha alianza con el ICE y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), donde dan la supervisión y el acompañamiento para que resulte con éxito.

Sector privado es clave

En temas de uso de energías renovables, el sector privado es clave, ya que así se logra una mayor cobertura y menor dependencia del petróleo, lo cual es justo lo que se busca para bajar los costos y la contaminación.

Así lo calificó la experta del Departamento de Cooperación para el Desarrollo de Finlandia, Eeva Myllymäki, quien indicó que en Centroamérica existen grandes oportunidades para desarrollarse, aplicando las nuevas técnicas.

“Viendo hacia el futuro, sabemos que la oferta de energía renovable irá en aumento, las empresas privadas cada vez se interesarán más en esto y si se hace una estrecha relación con el Gobierno, será muy beneficioso. Aumentar el acceso a energía limpia es nuestro desafío, pero también lo es encontrar un camino donde las tecnologías sean más eficientes y accesibles económicamente”, detalló Myllymäki.

Además agregó que “ustedes aquí tienen experiencia en energías renovables. Creo que la región centroamericana está lista para aprovechar su experiencia aún más”.

“Costa Rica no debe confiarse”

Expertos ambientales e ingenieros concuerdan en que Costa Rica empezó siendo uno de los países líderes de la región en uso de energías renovables. Incluso con la instauración de la meta de lograr la carbono neutralidad para el 2021 comprobó esta situación.

No obstante, los demás países centroamericanos han alcanzado e incluso superado a los nacionales. Tanto así que Nicaragua es ahora el país con mejor ambiente para invertir en energías limpias.

“Se empezó bien, pero siento que bajaron el ritmo y eso no se puede permitir, ya que ahora nos quedamos rezagados en una materia tan importante para un país que se vende como uno donde la naturaleza y la ecología son pilares. Se debe reaccionar y seguir invirtiendo en políticas que permitan las facilidades de financiamiento para estos proyectos”, comentó la ingeniera Analis Montes.

Incluso analistas internacionales hacen una comparación del ritmo con el que se arrancó y el que se tiene en este momento en el país.

“Costa Rica no debe confiarse, sin duda la han superado sus vecinos en muchos aspectos de energías renovables, pero eso no quiere decir que esté mal, sino que debe despertar y seguir impulsando este uso de energías si realmente quiere llegar a ser carbono neutrales. Me extraña que estén lentos, porque no es que del todo estén mal, sino que van a un ritmo con el que no pueden competir a nivel regional. Aún así hay muchas cosas en Costa Rica que los demás del istmo no tienen y por eso siempre será un parámetro de evaluación, pero no deben detenerse o creer que ya hicieron suficiente, porque así no vale”, analizó el asesor en proyectos energéticos en América Latina, Leonel Masís.

Desarrollo ecológico

Según detalló la experta del Incae, Ana María Majano, la factura petrolera que pagan los países de Centroamérica pasó de ¢3 mil millones en el 2000 a ¢12 mil millones en el 2008.

“En los países de Centroamérica no podemos decir que vamos a crecer menos para ser más sostenibles, sino, por el contrario, tenemos que desarrollarnos de la mano con el ambiente. Ese es el reto que tenemos. Es un proceso de cambio que se debe realizar para abastecer las necesidades humanas, pero integrando lo ambiental con lo social y lo económico, sino no es sostenible”.

Según un informe presentado por la AEA, titulado “La ruta hacia el futuro para la energía renovable en Centroamérica”, la región debe instalar entre 6.300 y 7.300 megavatios de nueva capacidad de energía antes de finalizar el 2020.

Actualmente, la generación hidroeléctrica representa el 48,9% de la energía producida en la región, luego se ubica la producida con petróleo con un 34,1%; la geotermia con un 7,5%; la eólica con un 1,7%; por medio del bagazo de caña con un 3,8%; y con carbón, un 3,9%.


Financiamiento clave

LA PRENSA LIBRE estuvo en ciudad de Panamá en un foro organizado por la Alianza en Energía y Ambiente con Centroamérica (AEA). Esta entidad busca apoyar financiera y técnicamente a los proyectos que pretendan usar energías renovables.

“Las energías renovables representan una clara contribución al desarrollo sostenible de los pueblos centroamericanos, permitiendo sustituir el consumo de combustibles fósiles y el aprovechamiento de los recursos naturales abundantes en la región de una forma amigable con el medioambiente. Este tipo de energías constituye una estratégica clave en los países en vías de desarrollo, generando empleos, reduciendo importaciones de petróleo y está demostrado que pueden llevar el bienestar asociado con la energía a las comunidades rurales más pobres y aisladas”, indicó el coordinador Regional de la AEA, Salvador Rivas.


Guerra al uso del combustible

En el Minae apuestan a un mayor desarrollo de las energías renovables para poder alcanzar la meta de la neutralidad. Por esto, es que un 92% de la energía que llega a los hogares costarricenses es de fuentes limpias, donde las plantas hidroeléctricas son el principal generador, pese a la crisis que se ha experimentado con la falta de lluvias en inviernos pasados.

Según la directora sectorial de Energía del Ministerio, Gloria Villa, ahora el reto está también muy enfocado a que se reduzca la factura petrolera en el transporte público.

Por esto, se le ha declarado una especie de guerra a los combustibles y se ha impulsado el uso de carros híbridos, así como la instalación de motores que funcionan a base de gas.

¿Qué tanto beneficia el uso de energías renovables en el país para generar electricidad sin contaminar tanto?

La generación con renovables es muy importante, pues si no se contara con esa energía, tendría que producirse en plantas térmicas que utilizan combustibles fósiles como el diésel o búnker que producen importantes emisiones de gases efecto invernadero, en particular CO2.

Según los reportes en el área de Energía, ¿Cuánto es lo que se utiliza en el país de las energías limpias?

La generación eléctrica en nuestro país es fundamentalmente renovable. Desde hace muchos años, se genera más del 90% con renovables. En el 2012, la generación fue 92% con renovables: hidroeléctrica (71%), geotérmica (14%), eólica (5%), bagazo (2%) y solar en pequeñas proporciones.

¿Es necesario impulsar más las energías limpias para poder cumplir con la meta de la carbono neutralidad?

Efectivamente, se debe continuar con el impulso a estas nuevas fuentes para mantener su participación en la generación de electricidad; en particular es importante incrementar el uso de la geotermia por ser una energía renovable que no está expuesta a los efectos climatológicos y está disponible todo el año, contrariamente al recurso hídrico que, aunque es abundante, se reduce su disponibilidad en la época seca.

“El reto más importante está en el sector de transporte, donde deben continuarse los esfuerzos por modernizar la flota vehicular y hacerla más eficiente, así como introducir nuevas fuentes de energía para el transporte, como son los vehículos eléctricos, híbridos o que operen con combustibles más limpios, (biocombustibles, gas licuado de pretróleo)”.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr/lpl/nacional/92985-costosa-inversion-en-energias-limpias-da-frutos.html