“Reto será estimular el crecimiento económico”

Johnny Araya Monge, candidato Partido Liberación Nacional

Educación para el cumplimiento de obligaciones tributarias y castigar al evasor serán prioridades

 

 

Hay dos puntos que serán determinantes para quien quiera ganar la elección, saber cómo atacar la problemática del déficit fiscal y el gasto excesivo del Gobierno central, que tiene las finanzas del país en números en rojo.
En LA REPÚBLICA nos dimos a la tarea de crear un debate fiscal entre los candidatos a la Presidencia de la República, para conocer sus ideas respecto a una reforma tributaria.
Esta semana estaremos presentando las ideas de los políticos día a día en orden alfabético.
Todos respondieron las mismas cuatro preguntas, y a excepción de Otto Guevara, coinciden en que se debe realizar una reforma fiscal, pero que eso no significa nuevos impuestos necesariamente.

¿Cuál es su posición respecto a una reforma fiscal?
1. Al estimular el crecimiento económico, las empresas tendrán mejores rendimientos y como producto de ello aumentarán los ingresos fiscales.
2. A través de una mejora en la eficiencia de la recaudación: en este sentido, nuestra propuesta plantea, entre otros aspectos, la creación de una Agencia Nacional de Administración de Tributaria. Esta sería una agencia autónoma con desconcentración máxima, perteneciente al Ministerio de Hacienda, con personal altamente calificado y competente para encargarse de toda la administración tributaria en Costa Rica. Creemos que por esa vía se pueden aumentar muchísimo los ingresos del Estado.
3. Mejorar la calidad del gasto. Tenemos que mejorar la forma en que se hace el presupuesto del gobierno, trabajar por resultados, incorporar el concepto de eficiencia en todos los programas del sector público y la rendición de cuentas para que se maximice el rendimiento de los recursos.
4. Una reforma simple en algunos impuestos: creemos en algo que debe ser sencillo y para esto tenemos dos ideas relacionadas con los siguientes temas:
a) Impuesto al valor agregado (IVA): nos parece que no solo puede aumentar la recaudación por los recursos que por sí mismo genera el IVA, sino que va a repercutir en otros impuestos, tales como el de la renta.
b) Impuesto sobre las ganancias de capital que no están gravadas en el país: En Costa Rica, todo lo que tiene que ver con transacciones de bienes inmuebles, acciones o títulos en general no tiene gravámenes; creemos que se deben gravar las ganancias de capital.

Respecto al Plan de Consolidación Fiscal presentado por el ministro Ayales la semana pasada, ¿si resultara electo presidente tomará en cuenta dichas propuestas con la celeridad debida?
La propuesta del Ministerio de Hacienda debe ser estudiada y analizada con detenimiento. Nuestro equipo de asesores económicos trabaja en eso, determinando incluso cuáles son los puntos de convergencia con la propuesta que incluirá nuestro plan de gobierno 2014-2018.
De ser electo presidente de la República, mi convicción está puesta en un gobierno de convergencia nacional, donde tomaremos en cuenta las mejores propuestas de los diferentes sectores del país independientemente de su color político, para construir juntos una mejor Costa Rica.
Creo firmemente en el diálogo como la herramienta para llegar a acuerdos tanto en el tema fiscal como en todo lo que atañe a la generación de políticas públicas que le permitan al Estado actuar con rapidez y así responder a las necesidades de la ciudadanía.

Es usted nombrado como encargado de llevar adelante un cambio en la cultura tributaria de los costarricenses. ¿Cuál sería su tónica, los pasos a seguir?
Realizar un cambio en una cultura, sea cual sea, es un proceso de muchos años e inicia con la educación desde la escuela y el colegio. Debemos enseñar a nuestros niños y jóvenes a ver el cumplimiento de las obligaciones tributarias como un acto de solidaridad y civismo y, por el contrario, a castigar y censurar al evasor.
Debemos devolverles a los costarricenses la confianza en la capacidad del Gobierno para administrar los recursos del Estado. Además, la gente debe poder ver que los fondos públicos se manejan con honestidad y se combate la corrupción; es decir, que se da un buen uso a los impuestos que se recaudan.
Solamente a través de un Gobierno de convergencia nacional podremos abordar los temas más complejos del país —y entre estos el fiscal— para el que proponemos mejorar la calidad de gasto, mejorar la eficiencia con que el Gobierno está recaudando y, finalmente, realizar ajustes fiscales para tener nuevos ingresos.

En la idea de Ayales, hay cuatro ejes medulares que integran todo el aparato tributario nacional 1. Gasto. 2. Ingreso 3. Orden, transparencia, fiscalización, seguridad jurídica y educación —llamado Gobernanza Fiscal— 4. Financiamiento. Dé un orden de prioridades para usted.
No existe un orden específico en el que una acción sea más importante que otra. Vemos el tema fiscal como un reto que debe abordarse bajo los ejes que describí anteriormente, con los ejemplos que también especifiqué de forma concreta.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/