16% de vehículos con pérdida total fueron inscritos y circulan en Costa Rica

Chatarra
 

A pesar de que la nueva ley de tránsito en Costa Rica prohíbe la importación, inscripción y circulación de vehículos con pérdida total, gran cantidad de carros circulan por el país sin que muchos de sus propietarios lo sepan.

  • La Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (AIVEMA) realizó un estudio de vehículos usados importados e inscritos en el Registro Público durante 2013 y determinó que aproximadamente un 16% aparecen reportados en páginas especializadas como vehículos declarados pérdidas totales en su país de exportación y aún así se encuentran en circulación en las carreteras de Costa Rica.

Lilliana Aguilar, directora de AIVEMA aseguró que la nueva ley de tránsito con un transitorio que entró en vigencia el 26 de enero de este año, prohíbe la importación, inscripción y circulación de vehículos pérdida total, debido a que ponen en riesgo la seguridad vial, la integridad de sus propietarios y a la colectividad, sin dejar de lado el perjuicio económico para sus propietarios.

Además, sanciona prácticas como la alteración de odómetros, números de identificación vehicular (VIN) lo cual redunda en beneficio de los consumidores del país.

Los importadores de vehículos usados están en la obligación de declarar el kilometraje (para demostrar que no hayan alteraciones en su registro) y si el vehículo es pérdida total o no, mediante declaración jurada.

Sin embargo, de acuerdo con la investigación esta obligación de “decir verdad” frente a la administración no se podría estar cumpliendo, ya que unidades declaradas pérdidas totales, chatarra o basura continúan ingresando al país, se están comercializando y circulando.

“No hay garantía del comportamiento de la estructura en caso de colisiones, lo cual es un componente de seguridad vial que afecta a todos. No son vehículos seguros”, explicó Aguilar.

Además de advertir esta situación a los compradores de las unidades, AIVEMA realizará un estudio de las unidades importadas en 2012 para también informar al público sobre la condición de estas unidades. Como política de la asociación se efectuarán estudios a las unidades que se pretendan entregar como parte de pago y no se recibirán unidades pérdidas totales, por lo cual los propietarios de las unidades deberán proteger su inversión.

Señaló que los agremiados no deberán cargar con unidades pérdidas totales importadas y puestas en circulación por otros sectores ni permitirán más una afectación de sus inventarios.

 

Es por ello que AIVEMA solicita a los usuarios que antes de adquirir un vehículo usado, primero investigue su historial. Para ello puede seguir los siguientes consejos:

 

1. Pueden ingresar en Google con el Número de Identificación Vehicular

2. Ingresar a páginas especializadas como Vin Check, Carfax, Autocheck

3. Solicitar al importador copia de la factura de compra de la unidad en el país de exportación,

4. Solicitar copia del título de propiedad para verificar su condición.

5. Solicitar copia de la declaración jurada por el importador de la unidad donde demuestra a la administración que la unidad no es pérdida total u otros supuestos y conocer el kilometraje declarado.

6. Solicitar al Notario Público que realiza la escritura de compraventa de la unidad que incluya “Sin que tome nota el Registro Público” la declaración del vendedor de que la unida no es pérdida total y el kilometraje actual.

Aguilar explicó que si la persona adquiere un vehículo creyendo que está en determinadas condiciones y esto no es así, peligra su inversión, dado que el auto puede ser sacado de circulación y esto podría ser considerado un vicio oculto.

Ante el incumplimiento de la ley que pone en riesgo la integridad de los costarricenses, AIVEMA decidió iniciar con la presentación de denuncias ante el Ministerio Público y se continuará con denuncias ante la Comisión Nacional del Consumidor y otras autoridades involucradas.

TOMADO DE:  http://www.revistasumma.com