Tecnología dominará empleos en 2020

Teletrabajo es fortaleza para Costa Rica

 

 

Las prácticas laborales cambian con la evolución tecnológica, y el país está a la vanguardia en nuevas tendencias de trabajo.
Conectarse a la oficina desde cualquier parte gracias a los dispositivos móviles es parte de esos cambios que ya experimenta la sociedad.
Olvidar el espacio físico de una oficina, utilizar reuniones holográficas, asistentes robóticos y colegas que se conocen únicamente a través de avatares, son parte de las expectativas que se podrían esperar para 2020 alrededor del mundo, concluye la última publicación de la firma Regus.
Aunque por el momento estos cambios suenan futuristas, lo mismo se pensaba al escuchar hace unos 15 años sobre dispositivos móviles, que permitirían enviar correos electrónicos y realizar videollamadas.
Las empresas del futuro aprovecharían estas innovaciones para disminuir sus inversiones en espacios fijos e inclusive aumentar la productividad de sus colaboradores.

En el país los esfuerzos se enfocan en el teletrabajo.
Una empresa puede disponer de más mano de obra calificada a un menor costo mediante el teletrabajo, práctica en auge en las empresas locales.
Que el fuerte de la operación sean las oficinas satélite en diversos lugares con la conectividad necesaria para trabajar de forma remota es lo que está más cerca para Costa Rica, explicó Juan González, director de Regus para Centroamérica y el Caribe.
De hecho, el país ya está impulsando los Centros Comunitarios Inteligentes, espacios con todas las amenidades para que teletrabajadores de cualquier parte del país puedan ingresar al mercado laboral.
Unos 250 espacios de estos ya están repartidos a lo largo de todo el territorio nacional.
En el país, el esfuerzo comenzó por el sector público, el ICE fue el primero en aplicarlo, y luego de la aceptación de teletrabajadores, su productividad aumentó en más del 150%.
Las prácticas laborales flexibles aumentan la productividad, afirmó el 72% de los empresarios encuestados; que a su vez confirman que el 63% dice que el personal está más motivado y se siente con más energía, indica una investigación de Regus.
La iniciativa ahora llega a otras ramas como las procuradurías y ministerios; esperando que se aplique en mayor medida en las empresas locales del sector privado, ya que la extranjeras son las más abiertas a la práctica.
El país tiene los recursos necesarios lo que falta es un cambio de cultura, dijo Andrea Acuña, presidente del Centro Internacional para el Desarrollo del Teletrabajo (CIDTT).
La penetración que tiene Internet en el país ayuda a que ese proceso sea más fácil.
El 67% de la población contaba con suscripciones a Internet móvil inalámbrica para el cierre de 2012.
Además, el país ocupa la posición 53 entre 144 economías, según el Global Information Technology Report 2013.
“Ese resultado es producto de una consistente política estatal de invertir en mejorar el acceso a la tecnología. Costa Rica provee un ancho de banda líder en la región y esto repercute en que las empresas puedan aumentar la productividad de sus colaboradores”, añadió González.
En Costa Rica el teletrabajador tiene un buen nivel educativo, se ubica entre los 34 y 39 años.

 

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/