Gigantes construirán muelle en Limón

Cerró contrato por un valor de $460 millones

 

El consorcio Van Oord-BAM será el responsable de la nueva terminal de contenedores

 

 

APM Terminals cerró el contrato con dos líderes mundiales en la construcción y dragado marítimo para el desarrollo de la nueva Terminal de Contenedores en Moín (TCM) por un valor de $460 millones.
El consorcio, formado por las empresas holandesas Van Oord y BAM International es para la primera fase de la terminal, que se espera comience en el primer trimestre de 2014.
“Elegimos a los líderes mundiales en el dragado y la construcción con base en su historial de ecocumplimiento, el mejor equipo en experiencia de dragado en el negocio, ingeniería y construcción”, indicó Tiemen Meester, vicepresidente en implementación de negocios para APM Terminals.
El negocio de las terminales y muelles es una historia que vale mucho en los Países Bajos; estas dos empresas han entregado la nuevas instalaciones en el puerto de Róterdam, Maasvlakte II, en tiempo y dentro del presupuesto.
APM Terminals está seguro de que ellos pueden ofrecer el mismo éxito en la TCM, siendo este el mayor proyecto de infraestructura que se realizaría en nuestro país.
El trabajo de Van Oord – BAM consiste en la construcción de 1,5 kilómetros de costa reforzada y la protección del rompeolas, la recuperación de un área de 40 hectáreas, incluyendo las obras de mejora del suelo y el dragado al acceso del canal y la dársena.
Van Oord desplegará una draga de tolva, una de corte y succión, así como equipo de instalación de rocas. BAM International construirá el muelle de 650 metros, la mejora del suelo, el pavimento y los edificios administrativos y de uso.
“Estamos entusiasmados con nuestros nuevos socios de la construcción y el dragado, así como el importante papel que van a jugar para hacer la Terminal de Contenedores de Moín como un líder ambiental y modelo de otros terminales”, señaló Paul Gallie, director y gerente de la Terminal.
La nueva terminal se construirá en Limón, que hoy maneja un 80% del comercio marítimo del país, y representa una inversión total de más de $1 mil millones.
“Esta nueva terminal creará 400 nuevos puestos de trabajo directos, y 5 mil indirectos, inyectando $4 mil millones a la economía nacional y se compromete a proteger la fantástica biodiversidad de Costa Rica”, señala Gallie.
APM Terminals tiene la concesión por 33 años para el diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de la TCM desde marzo de 2011.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/