Mismo clásico, diferentes condiciones

La Tricolor ya clasificada busca demostrar por qué está en Brasil, mientras Honduras se juega asegurar como mínimo el repechaje

 

 

Circunstancias y objetivos muy diferentes tendrá el clásico centroamericano, entre la Selección de Costa Rica y la de Honduras, que se juega hoy en el estadio Olímpico Metropolitano, de San Pedro Sula, a partir de las 3 p.m.

La Tricolor ya está en el Mundial de Brasil 2014 y por su pensamiento pasa especialmente el poder acabar en la primera casilla o por lo menos asegurar el segundo puesto.
Su similar de Honduras, por su parte, necesita un triunfo para asegurar por lo menos el repechaje. Su obligación es total, de lo contrario tendrían que ir buscar el tiquete a Jamaica.
Que la Sele se relaje es un aspecto que el técnico Jorge Luis Pinto descartó desde un inicio, ahora más bien es momento para demostrar por qué ya está en Brasil.
“Es indudable que una selección clasificada al Mundial debe demostrar por qué está en el Mundial y eso es lo que vamos a llegar a hacer”, expresó Pinto.
De su rival lo tiene claro, se juegan todo, por lo que espera un equipo “aguerrido, complicado y duro”.
“Siempre he dicho que Honduras tiene un sistema táctico difícil, lo conozco, sé lo que pueda presentar (el seleccionador) Luis Fernando Suárez y sé el nivel de los jugadores que tiene, pero nosotros vamos con una nómina clara, definida y que ha venido jugando bien al fútbol”, manifestó.
En suelo hondureño se respira fiesta, y también optimismo y confianza, el primero en mostrarla es su propio técnico Suárez.
“Aquí en San Pedro Sula la H clasifica”, es la leyenda que tenía escrita en la parte de atrás de su camisa.
Ya sobre el encuentro, el colombiano lo ve muy disputado desde el primer minuto.
“Contra Costa Rica nunca habrá partidos fáciles, ni ganados antes, ustedes —refiriéndose a la prensa— bien lo saben, es un clásico, un partido que todos los futbolistas quieren jugar; aparte del partido contra México, Honduras el partido que más quiere jugar es contra Costa Rica, será igual para ellos y para nosotros; es una sensación más allá de conseguir tres puntos, sino de ganarle a alguien al que siempre se le quiere ganar”, comentó.
Costa Rica llega con la duda de Joel Campbell, mientras que Juan Pablo Montes es la incógnita en los locales.
El ambiente será caliente y no solo por la afición sino también por el clima, donde se espera que la temperatura supere los 30 grados.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/