Abiertas puertas de Europa

Azúcar, banano y piña serán los productos beneficiados

 

 

Con la entrada en vigencia hoy del acuerdo comercial con la Unión Europea, nuestras frutas tropicales y productos procesados ingresarán con trato preferencial a ese enorme mercado.
Al mismo tiempo, habrá nuevas oportunidades, para importar varios productos europeos, que enfrentarán barreras reducidas, cuando se importan a Costa Rica.
La oportunidad de exportar bajo condiciones favorables, es el principal beneficio del arranque hoy, del llamado “Acuerdo de Asociación” con la Unión Europea.
Los vendedores de azúcar, banano y piña son los que más aprovecharán el tratado, dada la combinación de los altos volúmenes de exportación, y la reducción de las barreras europeas a la importación.
La comida procesada, así como las bebidas, también contarán con condiciones favorables para vender a los 27 países integrantes de la UE, cuyo poder adquisitivo anual es de no menos de $14 billones.
El azúcar actualmente no se puede vender a Europa, debido a los altos impuestos de importación.
El banano y la piña, tampoco estarían competitivos en el mercado europeo, si no aprovecharan los términos del acuerdo.
Existen también productos que no destacan aún en la lista de peso en nuestras exportaciones, como el camarón congelado y la yuca, que ahora podrían abrirse espacio en las góndolas europeas.
Además, el acuerdo contempla un incremento en el monto de los programas actuales de cooperación, que promueven los países europeos individualmente.
Por ejemplo, el Gobierno británico esta semana inició una asesoría, que permitiría al país acelerar el paso de la integración regional
Bajo el rubro de la asistencia técnica, los gobiernos europeos destinaron en forma combinada más de $800 millones entre 2007 y 2013, de los cuales $75 millones fueron destinados a proyectos de integración.
Por otro lado, el acuerdo creará nuevas oportunidades, para la importación de varios productos europeos, como son algunos quesos y embutidos, que pagarían menores aranceles y enfrentarían menos cuotas.
Sin embargo, tiende a tratarse de productos costarricenses de bajo nivel de producción, así que no afectaría de forma significativa a la economía nacional.
Además, los productores nacionales tendrán un tiempo prudencial de reaccionar, dado que habrá un periodo de hasta diez años, durante el cual las barreras actuales se desgravarán de forma paulatina.
“Los productos con mayor nivel de susceptibilidad respecto de la competencia externa fueron excluidos del programa de reducción arancelaria, o bien designados para completar este proceso en un plazo de diez años”, dijo Fernando Ocampo, viceministro de Comercio Exterior
Bajo los términos del acuerdo, quedarán eliminados los impuestos costarricenses, en la importación de los vinos y licores europeos.
El acuerdo fue aprobado por la Asamblea Legislativa en julio pasado, tras una negociación, que finalizó en 2010.

 

 

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/