La próxima Asamblea Legislativa.

Publicado por 

En los últimos días los partidos políticos que restaban, han terminado de completar las nóminas de sus planchas de candidatos a diputados para las próximas elecciones de febrero de 2014.

El regreso de Ottón Solís. Entre lo más sobresaliente de estas jornadas, destaca la selección —prácticamente obligada por los resultados de las recientes encuestas— por parte del candidato presidencial del PAC, de la máxima figura y fundador de su partido para encabezar la papeleta de diputados por San José.

A la imagen desconocida —por el momento— de Luis Guillermo Solís no le ha quedado otra opción que acudir a la figura mediática y polarizante de su caudillo a lo interno y externo de esa agrupación, por un tema de supervivencia, para que el PAC pueda continuar como una de las tres principales fuerzas políticas de nuestro país.

El futuro inmediato del PAC. Los próximos sondeos de opinión serán los encargados en determinar si el regreso de Ottón Solís al ruedo electoral por petición de su madre y no divina, a un puesto horrible y sacrificado, se traduce o no en una mejora dentro de la intención de voto a favor del PAC en los próximos meses.

El transcurrir del tiempo aunado a la madurez política que uno debería exigir de una fuerza política que ya sobrepasa una década de existencia, develará sí la inclusión de Ottón en esta contienda le restó vitrina a Luis Guillermo y si esto generó roces dentro de la agrupación. Esto a pesar que el PAC ha enviado importantes señales de unidad a lo interno, con la incorporación de Epsy Campbell también en la lista de candidatos diputados por San José y la de Juan Carlos Mendoza como eventual candidato a la Vicepresidencia de la República.

De candidatos a la presidencia a diputados. En las filas de otros partidos políticos no existieron mayores sorpresas, la doble postulación de Otto Guevara era algo previsible desde hace mucho tiempo que solo ha terminado de confirmarse, sumándose a la de otros candidatos presidenciales de partidos minoritarios con esta posibilidad como Óscar López y José Manuel Echandi, quienes desean regresar a la Asamblea Legislativa.

Acontece en estas elecciones un hecho particular, son varios los ex candidatos presidenciales con prácticamente un pie en Cuesta de Moras. A los anteriormente citados, también hay que agregar el caso del hoy nuevamente liberacionista Antonio Álvarez, quien depuso sus aspiraciones presidenciales por el momento, para oxigenar como todos ellos, su carrera política como diputado.

Diputados más colmilludos. En la futura conformación de la Asamblea Legislativa destacan figuras de experiencia —ex diputados, ex magistrados, ex alcaldes, ex vicealcaldes, entre otros—, donde sobresalen los casos de algunos que podrían ser los verdaderos interlocutores de las fuerzas que buscan representación —Solís, Guevara, López o Echandi—, lo que podría facilitar la consecución de acuerdos, al coincidir en algunos casos el poder real con el formal o bien convertirse en una lucha de egos sin cuartel.

La doble postulación debería ser obligatoria para los candidatos a la Presidencia de la República así como la carrera parlamentaria, los líderes de los partidos deben estar en la Asamblea Legislativa y no en sus casas, distorsionando los acuerdos que se toman en el primer Poder de la República.

La impaciencia el peor enemigo. El PLN cometió un error al no ser el último en elegir a sus candidatos a diputados, para así tener claro todo el naipe de otras fuerzas políticas y seleccionar figuras que puedan contrarrestar a Solís o Guevara.

La premura de la dirigencia liberacionista para realizar la designación de diputados aunque comprensible, ya que muchos de los acuerdos estaban pegados con alfileres o generando grandes divisiones a lo interno, pudiera pasarle una cara factura en el futuro.