Recomiendan no prestar atención a Ortega

Pese a que Chinchilla dice que debe hacerse

Debido a su “discurso populista”.

NAC6-2-ORTEGA

Según los analistas las declaraciones deben tomarse “de quien provengan”, en este caso, del discurso de Ortega.

De acuerdo con la presidenta de la República, Laura Chinchilla, no se pueden ignorar las amenazas proclamadas y concretadas por su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, en contra de Costa Rica, pero analistas internacionales afirman que es mejor hacer caso omiso de esas declaraciones, debido a que son proferidas con intenciones populistas.

En diversas ocasiones, a lo largo del avance del conflicto con Nicaragua, la Mandataria ha aseverado que las locuciones en las que Ortega se ha referido a Costa Rica deben tomarse en serio por ser amenazas que provienen del líder de un Gobierno.

“Desde el norte, se ha fomentado la agresión verbal, política y militar contra Costa Rica. Algunos nos aconsejan no hacer caso a las bravatas a las que buscan acostumbrarnos. Yo, sin embargo, les respondo que no existe insensatez más grande que no prestar atención a las amenazas. Debemos abrazar un sano sentimiento nacionalista. Debemos permanecer alertas y vigilantes, dispuestos a llegar hasta el final en el uso de los instrumentos legítimos que permitan la defensa de nuestra soberanía”, dijo al respecto Chinchilla el pasado 15 de setiembre.

Sin embargo, según el analista Alonzo Mora, debido a las características del escenario político nicaragüense, lo que diga Ortega no debería ser tomado con la misma seriedad que si proviniera de otro Mandatario.

“Nicaragua es un pueblo pobre, maltratado y con políticos ciertamente corruptos. Cuando hay tensión, los políticos han usado el tema fronterizo como un aspecto para bajarlas. En función de eso es que Costa Rica debería tomar la seriedad de las declaraciones que da Ortega, que son de carácter muy populista. Pienso que no hace muy bien la Presidenta en tomar en cuenta las declaraciones de este señor, pues las palabras en ocasiones deben tomarse de quien vengan, y lo que haya que resolver debe hacerlo en materia de Derecho Internacional”, indicó Mora.

MEJORES ACCIONES

“Haría mejor conformando un bloque con Panamá y Colombia, por ejemplo, que tienen disputas con Nicaragua, y entre estos decidir hasta dónde van a tomar en cuenta las declaraciones del presidente Ortega, de lo que algunos mencionan como una política expansionista de ese país”, agregó el analista.

Asimismo, el experto en relaciones internacionales, Daniel Matul, señaló que utilizar términos como “política expansionista” o discursos que puedan interpretarse como provocaciones desde el norte, no contribuye en nada a solucionar el conflicto, sino que más bien aumenta la tensión de forma innecesaria entre ambas naciones.

Por otra parte, ambos analistas concordaron en que existe la posibilidad de que la presente Administración pueda utilizar la tirantez con Nicaragua para tratar de favorecer su desgastada imagen política.

“Si el tono es exclusivamente para levantar un poquito la popularidad de ella, en función de que su Gobierno está muy deslegitimado, y esto utilizarlo como una forma de que el tico diga ‘mirá nos está defendiendo’, o desviar la atención de la crisis en la cual nos encontramos, o sea, si es un lenguaje meramente populista, creo que sí está mal”, afirmó Mora.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr/