Jueves se aplicará cambio en horarios

A empleados públicos por caos vial

 

Esta primera medida tiene la finalidad de evitar que los jornadas laborales del sector privado coincidan con el público y de esa manera se pretende reducir la cantidad de carros en horas pico.

Unos 60 mil funcionarios cambiarán su horario de entrada y salida al trabajo para evitar que sus vehículos hagan presa en las horas pico. Esta sera la medida más radical del gobierno para atacar el caos vial que ha sufrido la capital por el cierre de la ruta de Circunvalación en el tramo Hatillo-Pavas.

 

Desde el jueves el horario el Gobierno central será de 7 a.m. a 3 p.m., según lo confirmó ayer Olman Segura, ministro de Trabajo.

 

Esta primera medida tiene la finalidad de evitar que los jornadas laborales del sector privado coincidan con el público y de esa manera se pretende reducir la cantidad de carros en horas pico.

 

En aproximadamente dos semanas podría llevarse a cabo otra modificación. En este caso se trabajaría de 7 a.m. a 5 p.m., cuatro días a la semana, con un día libre adicional que se suma al fin de semana, podría ser viernes o lunes, según explicó el jerarca de Trabajo. Este cambio se aplicaría hasta el 17 de noviembre.

 

Estos horarios solo se aplican a funcionarios de gobierno del casco central de San José. “Estamos haciendo un llamado a las instituciones autónomas para que implementen estos cambios, ya me han dicho que el ICE, INS e INA están valorando hacer estas modificaciones”, dijo Segura.

 

Pedro Castro, ministro de Obras Públicas y Transportes, explicó que la remoción de los puentes Bailey está muy avanzada. “Hay dos de ellos prácticamente afuera, esperamos que entre hoy y mañana se terminen de desarmar, dependiendo del clima. Están poniendo tuberías en forma subterránea”, declaró.

 

Agregó que en forma paralela se ha venido trabajando en la limpieza del cauce, donde con maquinaria se está removiendo el material.

 

“Luego de que se termine de quitar los puentes comenzarán de inmediato a construir los muros de retención, donde se van a montar de nuevo. Estos muros servirán para cualquiera que sea la solución definitiva, ya sea alcantarilla o puente”, explicó.

 

También dijo que esta semana se recibirán las ofertas, que deberán cumplir varios requisitos: en primer lugar garantía de que no se va a interrumpir el paso al usuario y que no dure más de 8 semanas en su primera etapa.

 

Además que cualquiera que sea la solución deberá evacuar las aguas por unos 50 años o más. También el Consejo Nacional de Vialidad valorará que el tiempo de ejecución sea un plazo razonable.

TOMADO DE:  http://www.diarioextra.com