Costa Rica se levanta a medias de la crisis económica del 2008

El promedio de crecimiento económico pasó de 6,6% a 4,2%

Especialistas consideran que todavía falta para la recuperación

El 15 de setiembre del 2008 el gigante bancario Lehman Brothers se declaró en quiebra y explotó la mayor crisis económica en el mundo, desde la debacle de 1930.

Cinco años después ni el mundo, ni Costa Rica terminan de levantarse y los especialistas creen que pasará todavía tiempo para que eso suceda.

Cinco años antes de la agudización de la crisis, del 2003 al 2007, el país crecía a una tasa promedio de 6,6%. Para los cinco años después de la debacle, del 2010 al 2014, se espera un aumento promedio de la producción de 4,2%.

El sector externo costarricense ha logrado los niveles que tuvo antes, en exportaciones, inversión extranjera y turismo, aunque las tasas de crecimiento son un poco menores.

Francisco de Paula Gutiérrez, quien presidía el Banco Central de Costa Rica en el momento de la crisis, comentó que su mayor temor fue que la crisis en el sector productivo se extendiera al financiero, porque eso no sólo hubiera afectado el crecimiento económico, sino la estabilidad.

Por ello, en ese momento se busco tener disponibilidad adicional de fondos externos que el país no tuvo que usar.

“Afortunadamente, no tuvimos que utilizar ninguna de las líneas de emergencia (el préstamo del Banco Mundial se giró posteriormente para financiamiento del presupuesto) y la economía recuperó su crecimiento, manteniéndose la estabilidad del sistema financiero”, comentó.

El mayor temor en Costa Rica fue que la crisis en la producción se extendiera al sector financiero

 

Según Gutiérrez, la recuperación ha sido complicada, porque con la reacción de política ante la crisis se agotaron muchos de los grados de libertad que se tenían (principalmente en el campo fiscal) y se desajustaron varios de los “balances”, lo cual llevó a un comportamiento lento de la economía de los países desarrollados que afecta la recuperación de los emergentes.

Además, añadió Carlos Conejo, profesor de la Universidad Nacional, si bien el sector externo nacional se ha recuperado, la capacidad de consumo de la población no ha crecido de la misma forma y ello limita el crecimiento de la producción nacional.

¿Cuánto más? Conejo considera que deberá pasar al menos un año más para comenzar a ver signos de recuperación.

“ Las crisis inmobiliarias son de larga duración. En promedio duran entre 6 y 10 años (…) Hoy todas las economías está interrelacionadas, de manera que la economía nacional no se recuperará plenamente hasta que se recupere la economía mundial en su conjunto. Creo que habrá que esperar al menos un año más para empezar a ver claros signos de recuperación”, comentó.

El investigador del Centro Internacional en Política Económica (Cinpe) de la Universidad Nacional, Marvin Acuña, opinó que la economía mundial salió de la recesión (entendida esta como no tener crecimiento durante tres meses seguidos) gracias a que la economía de Estados Unidos nuestra un crecimiento moderado y que la Unión Europea también salió de la recesión, pero todavía se está lejos estamos de una sólida y sostenida recuperación económica.