ICE recibe aval para financiar hidroeléctrica de Reventazón

La Contraloría de la República avaló el fideicomiso UNO P.H.Reventazón, suscrito entre el ICE y el Banco Scotiabank, para financiar el proyecto hidroeléctrico del mismo nombre, ubicado en Siquirres.

Mediante este instrumento, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) pretende obtener los recursos necesarios para culminar con las obras de la planta de 305,5 megavatios de capacidad (MW), cuyo avance supera el 62%.

El órgano contralor espera que el financiamiento obtenido del fideicomiso se utilice en la continuidad de la etapa constructiva del proyecto, que ahora se encuentra en ejecución.

Se espera que la planta esté en operación a finales del 2016.

El costo estimado de los trabajos es de $1.406 millones.

De este monto, el ICE hará aportes de su capital por $475,3 millones, mientras los rubros de inversión y otros costos a cargo del fideicomiso ascienden a $930,7 millones.

 El Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, en ejecución por el ICE,  tiene hoy un avance del 62% en sus obras y se espera que opere  en el 2016.  | ARCHIVO.
El Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, en ejecución por el ICE, tiene hoy un avance del 62% en sus obras y se espera que opere en el 2016. 

Al respecto, el vocero de prensa del ICE, Elbert Durán, se limitó a comentar que fueron notificados de la autorización.

Advertencias. Junto al refrendo del fideicomiso, la División de Contratación Administrativa de la Contraloría emitió 23 recomendaciones y advertencias al Instituto.

Entre ellas, le informó de que a pesar de acudir a la figura del fideicomiso como instrumento para adquirir el financiamiento, eso no implica bajo ningún supuesto una delegación al fiduciario (Scotiabank) de las competencias que le corresponden al ICE como administración fideicomitente. “En ese sentido, corresponde al ICE fiscalizar las actuaciones del fiduciario”, dice el primer punto.

Además, le recordó al ICE que es responsable sobre la oportunidad y conveniencia del procedimiento de contratación escogido para el proyecto y del contrato, así como de garantizar que se elijan las fuentes de financiamiento que presenten las mejores condiciones de mercado para el desarrollo de la planta.

En todo caso, ese aspecto “podrá ser examinado a futuro por parte de este órgano contralor, en ejercicio de las potestades de fiscalización que legalmente le han sido encomendadas”, destaca el informe de la Contraloría.

TOMADO DE:  http://www.nacion.com/