Hacienda anuncia más control en planilla pública

 

NAC18-1-AYALES-EDGAR-GASTO-PUBLICO-MINISTRO-DE-HACIENDA

El ministro Ayales reconoció que la presentación de “Consolidación Fiscal” se ha atrasado.

El Ministerio de Hacienda informó que ya se encuentra en los últimos detalles del borrador del nuevo plan fiscal, el cual incluiría más control en el crecimiento de la planilla pública.

Así lo adelantó a este medio el ministro de dicho despacho, Edgar Ayales, quien sin embargo aceptó que la discusión de “Consolidación Fiscal” está atrasada.

Indicó que si bien la idea era iniciar la discusión con distintos sectores del país a más tardar agosto, su complicado estado de salud en las últimas semanas hizo que la nueva propuesta pueda quedar para el mes de la patria.

Exactamente, el jerarca señaló que los detalles serán dados a conocer en la próxima presentación de las cifras fiscales a julio, que se desarrollaría esta semana.

“Los elementos del plan se presentarían en agosto-principios de setiembre. Estamos corriendo, no se puede presentar en la Asamblea Legislativa antes de que haya una elección, entonces todavía tenemos varios meses para este diálogo.

Hay algunas consultas que quiero hacer con algunas personas importantes para que me den su punto de vista y enriquecer su documento aún más”, comentó.

Sobre el crecimiento de la planilla, Ayales aseguró que este punto se encuentra dentro del borrador de “Consolidación Fiscal” con el fin de intervenir las finanzas públicas.

Pese a ello, reconoció que no se tocarán temas directos como salarios en el sector, pues esto depende directamente de la Ley de Salarios, por dicha razón sí trabajarán temas como comportamiento de planilla y remuneraciones.

“Va a ir (el nuevo plan fiscal) enfocado en gasto, recaudación de impuesto, transparencia fiscal o gobernabilidad fiscal –rendimiento de cuentas–.

Vamos a tocar todo lo que podamos tocar dentro del contexto de finanzas públicas, no la Ley de Salarios, pero ver cómo controlamos un poco el crecimiento de la planilla, remuneraciones sí”, agregó.

EMPRESARIOS DE LA MANO

Sobre este punto, Jaime Molina, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), ha sido enfático en la necesidad país de mejorar las cifras fiscales por medio de una reforma fiscal.

Entre las propuestas enumeró la transformación del actual impuesto de ventas en un Impuesto de Valor Agregado (IVA), así como más control y racionalización del gasto público, que se promueva un salario único, que se limiten los sobresueldos, entre ellos cesantía y anualidades.

“La causa principal de las altas tasas de interés en colones están asociadas al financiamiento del déficit, y para ello creemos que es necesario que exista un IVA general”, dijo.

Molina agregó: “Es urgente entrar a discutir los abusos que sobre el erario público se han dado por años y que han consolidado beneficios para unos pocos”; también añadió que se debe reformar el Estatuto del Servicio Civil para incorporar el tema de productividad de los funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones.

El ministro Ayales fue internado en un centro médico en El Salvador debido a un agravamiento en una infección pulmonar y regresó a la escena pública apenas la semana pasada.

FINANZAS PÚBLICAS

En el primer semestre, el gasto primario; es decir, el gasto total excluyendo intereses, creció un 8,8%, significativamente menos que el 11,2% observado el año pasado. Los principales elementos que permitieron esta desaceleración fueron el control continuado en el gasto en planilla y la desaceleración en la partida de transferencias corrientes.

Por su parte, los ingresos tributarios del Gobierno Central han mantenido un crecimiento moderado (8,7%), cercano al ritmo de crecimiento de la actividad económica.

Los principales elementos de dinamismo han sido el impuesto sobre el ingreso y las utilidades, con un crecimiento del 12,1%, el impuesto a las sociedades y el impuesto único a los combustibles. La desaceleración en las importaciones explica, en buena parte, el menor dinamismo de otros impuestos, incluyendo el de ventas.

El déficit financiero del Gobierno Central a junio de 2013 alcanzó el monto de ¢577.056 millones, equivalente al 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB) y se espera que cierre este año en un 5% del PIB.

El proyecto de Consolidación Fiscal pretende eliminar el déficit en un plazo de 5 años mediante medidas que aumenten la recaudación en al menos un 3% del PIB, que hagan más eficiente el gasto y la financiación, y además que garanticen una mayor fiscalización y transparencia en la Administración Pública.

El déficit fiscal en 2012 fue del 4,4% del PIB (unos $2.000 millones), cifra mayor al 4,1% registrado en 2011, mientras que para 2013 las autoridades prevén una cifra máxima del 4,9%.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr