Tope crediticio sería sustituido por otra restricción

Empresarios alertas ante fuerte rumor

Encaje al crédito externo se conocería hoy.

NAC18-1-Mesalles-y-Jaime

En la actividad participó Jaime Molina, presidente de Uccaep y su vicepresidente, Luis Mesalles.

 

El tope crediticio, impuesto por la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) en enero pasado, sería sustituido supuestamente por otra restricción, en este caso un encaje al crédito externo en dólares.

Al menos así lo alertaron ayer a este medio varios empresarios, quienes indicaron que, si bien es un rumor, será precisamente confirmado hoy en la presentación de la revisión del Programa Macroeconómico 2013-2014, lo que causó fuertes críticas en el sector empresarial.

Entre ellos, se encuentran los representados por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) y por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC).

Para Luis Mesalles, vicepresidente de la Unión de Cámaras, la medida, si bien no sería en sí una restricción, pues no limitaría el crecimiento del crédito, sí lo encarecería.

“El Banco Central estaba preocupado por el crecimiento del crédito en principio porque eso iba a crear más dinero en circulación y eso podía generar inflación. Ahora pareciera que no están tan preocupados por eso sino por el crecimiento del crédito en dólares.

Entonces (de confirmarse el rumor), le diría a los bancos: ustedes presten lo que quieran (sin los límites al crecimiento del crédito) pero si van a traer dólares de afuera por medio de créditos deberán dejar un 15% (si ese fuera el porcentaje) en el Banco Central”, explicó Mesalles.

Agregó que actualmente dicho encaje es para los créditos de menos de 365 días, o sea, créditos de corto plazo.

“Ahora (de confirmarse el rumor), el banco ya no se preocuparía por los créditos dependiendo del plazo, sino para todos. Entonces si el banco quiere traerse una línea del crédito a 10 años plazo para prestar a inversión en alguna fábrica, en alguna maquinaria o edificio, el Banco va a tener que tomar por cada dólar, 15 los deposita en el BCCR, es decir no lo va a poder prestar.

Entonces se va a tener que pagar más intereses afuera y solo ganaría sobre una parte, lo que se traduce en encarecimiento”, puntualizó el también reconocido economista.

Consultado por este medio, Gilberto Serrano, presidente de la ABC, señaló que la medida no solo sería prácticamente otra restricción al crédito, sino que colocaría nuevamente condiciones en contra no solo de ciertos usuarios sino también de las entidades financieras.

Serrano mostró su oposición ante la posible medida e indicó que de colocarse podrían tomar incluso acciones por la vía legal, como lo hicieron anteriormente cuando se intentó colocar un encaje similar.

Para Jaime Molina, presidente de la Uccaep, la medida no solo vendría a limitar el crédito como lo está haciendo la actual restricción al crecimiento del crédito tanto en dólares como en colones, sino que también desviaría lo que han venido solicitando desde que esta se hizo efectiva.

Molina insistió en que el Central debe eliminar la medida restrictiva dado que dicha política, lejos de contribuir al crecimiento, envía señales tanto a lo interno como a lo externo que causan incertidumbre y acrecientan la desaceleración económica.

Precisamente sobre el tema, ayer la Unión de Cámaras efectuó una conferencia de prensa en la que insistió en una serie de factores para mejorar las condiciones de la economía.

Entre ellos, mencionó el tema de la energía eléctrica por medio de la aprobación de un proyecto de Ley de Contingencia Eléctrica que permita al sector privado vender electricidad e impulsar las energías renovables; una reforma fiscal que contenga temas como salario único para empleados públicos y un reforzamiento de la inversión pública.

REVISIÓN DE PROGRAMA

El Banco Central presentará hoy la revisión al Programa Macroeconómico 2013-2014, mismo que se presentó el pasado jueves 31 de enero del año en curso, en el que anunció que la economía crecería un 4%, la inflación se mantendría entre el 4% – 6%, y el crecimiento del crédito sería limitado.

De esta forma el Central, dirigido por Rodrigo Bolaños, anunció los que días más tarde se convertirían en los polémicos limites al crecimiento del crédito.

Estos establecían una restricción en el crecimiento del crédito en colones (moneda nacional) a un máximo del 13,8% en comparación con el año pasado y en dólares al 9,9%, tanto para bancos públicos como privados.

En esa ocasión, Bolaños dijo que la medida se dictaba porque existía el riesgo de que se creara una “burbuja crediticia” y una dependencia a fondos externos en el país y que era una medida temporal, que se levantaría a más tardar en octubre próximo. Sin embargo el panorama, que si bien ha cambiado, se espera sea palpable en la revisión del Programa, en el que no solo se modificaría la tasa del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) menor al 4%, no se tocaría la meta inflacionaria y se levantaría el tope crediticio.

Este último, no solo por el complemento de otras medidas que podrían beneficiar a las acciones que viene desarrollando el Central, sino por fuertes presiones ejercidas no solo por grupos empresariales, sino también por el propio Poder Ejecutivo.

Por ejemplo, incluso la presidenta de la República, Laura Chinchilla, instó a dicha autoridad monetaria a reconsiderar la política de límites cuantitativos al crecimiento del crédito, debido a que las condiciones económicas que imperan en el país son muy diferentes a las que se enfrentaban en enero, cuando los flujos de capital especulativo por montos excesivos ponían en riesgo la estabilidad de la economía.

Al cierre de esta edición, aún no había hora establecida para la revisión del también conocido como Programa Monetario.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr