Mejoraría cobro en licencias de licor

Pago sería sobre las ventas de los negocios

 

 

Reducir la afectación generada a micro y pequeños negocios por el cobro desmedido de las licencias de licor es lo que pretende la nueva propuesta de los comerciantes.

El monto por cobrar se definiría de acuerdo con los ingresos brutos de cada comercio, de acuerdo a la propuesta de la Cámara de Detallistas y Afines, la Cámara de Restaurantes y otras entidades.
La propuesta de reformar la ley, presentada el pasado 24 de julio, llega para beneficiar a los comercios y evitar su posible cierre.
Lo que debería pagar cada patentado, de aprobarse la reforma, sería entre ¢1 y ¢2 por cada ¢10 mil de ingresos, es decir entre un 0,01% y 0,02%, de acuerdo con ese monto en las ventas.
Desde un inicio la ley no estableció esta metodología por la dificultad de mantener un registro de las ventas de cada comercio.
El ideal de la reforma es que se haga mediante el formulario denominado D101, documento que controla la actividad económica del país y que muestra un reporte de ventas totales.
Queda resuelto el tema de control fiscal, el Ministerio de Hacienda controla los tributos que lleguen y las municipalidades utilizan ese reporte para el cobro, explicó Manuel Burgos, presidente de Cacore.
La iniciativa cuenta con el apoyo de 14 diputados de diversos partidos políticos tales como Liberación Nacional, Acción Ciudadana, Movimiento Libertario y la Unidad Social Cristiana.
En tanto, dueños de pequeños negocios han resentido la medida de cobro establecida en la ley de licores, que entró en vigencia hace casi 11 meses.
Existen unos 7 mil patentados en el país, de los cuales una gran parte ha optado por no pagar el monto establecido por falta de ingresos.
En la ley, todavía vigente, las municipalidades tenían la potestad de definir dentro de un rango de costos lo que cobrarían por la licencia de licor.
En caso de aprobarse la reforma presentada la municipalidad únicamente tendría una opción, dijo Ana Teresa Vázquez, directora ejecutiva de la Cámara de Detallistas y Afines.
Ante la denuncia del desorden en el cobro de las licencias, la Unión de Gobiernos Locales (UNGL) expresa que posterior a la aprobación de la ley, capacitó a las municipalidades para aplicar la legislación en todas las regiones.
De igual manera, quienes impulsan la reforma admiten que los gobiernos locales necesitan ingresos de las licencias.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net