Desamparados reubica a 43 familias

Por riesgo de inundaciones

También se realizan demoliciones.

NAC8-1-ALUD-RIO-AZUL-2013

Según Fallas, con las medidas han logrado reducir las inundaciones severas y la afectación por estas.

 

La Municipalidad de Desamparados ya ha reubicado a 43 familias este año, por el riesgo de inundación o deslizamiento debido a que estas viven en las cercanías de los ríos del cantón. Así lo aseguró la alcaldesa de ese ayuntamiento, Maureen Fallas.

Según Fallas, estas familias se encontraban en zonas de alto riesgo, en donde ya sus inmuebles habían sufrido daños o estaban a punto de sufrirlos. Estas acciones son parte de las medidas que ha tomado la Municipalidad para evitar tragedias a causa de las inundaciones.

“Este año tuvimos el gran placer de reubicar a 43 familias, gracias a un esfuerzo conjunto con la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), pues ya el río había abierto sus casas o que la mitad de sus casas ya estaba en medio del río”, dijo Fallas.

La Alcaldesa agregó que estas personas fueron reubicadas en Cartago, lo cual les permite a las autoridades municipales que los terrenos sean traspasados al municipio para tener un control sobre esos espacios y asegurarse de que se mantengan libres.

DEMOLICIONES

“También tenemos un proceso de demoliciones muy activo. Prácticamente tenemos una demolición por semana, a menos que se presente algún tipo de recurso que lo frene, pero de momento estamos con demoliciones desde las de carácter menor hasta las mayores que impliquen casas, por ejemplo”, explicó Fallas.

Según las autoridades cantonales de Desamparados, esto se hace con el fin de que se respeten los permisos, para evitar construcciones encima de una acequia o cerca de una naciente, por ejemplo, por lo cual afirman tener una política “bastante fuerte” en este rango.

“Con relación al tema de dragados, nosotros de forma constante, los hacemos superficialmente sobre las cinco cuencas que tenemos, fundamentalmente sacando basura. En muchos casos hay sillones u otros desechos grandes que si los dejamos ahí se convierten en una obstrucción cuando hay lluvia. También algunas piedras. Eso nos ha permitido que últimamente no se estén dando las inundaciones severas que hace años salían en las noticias”, concluyó la Alcaldesa.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr