Pymes absorben créditos favorables

Más de 5 mil pequeñas empresas activas pueden optar por un préstamo

 

Las micro, pequeñas y medianas empresas estuvieron más animadas en este inicio de año a adquirir créditos de banca para el desarrollo. Son varias las entidades financieras que percibieron al menos un repunte del 5% interanual al cierre del primer semestre del año.

El 8,9% del crédito del país está dirigido a pymes, el interés en estas empresas nace debido a que generan cerca de la mitad del empleo del país; y acceder a fondos favorables le ayudará a que su empresa crezca.
La llegada de abril, el denominado “mes de las pymes”, fue uno de los incentivos que permitieron un repunte en ciertos bancos y financieras que cuentan con el permiso para posicionar estos créditos.

Para las pequeñas empresas, contar con este sistema va más allá de adquirir un financiamiento, también implica una oportunidad de capacitarse. Un ejemplo de desarrollo es Exenos, fabricante de detergente y repelentes biodegradables.
En cuanto al repunte de los créditos, solo el fondo que maneja directamente Banca para el Desarrollo creció de manera abrupta, la meta anual era colocar ¢10 mil millones, pero al cierre de junio ya había superado esa cifra.
Ahora, la expectativa de cierre de año aumentó a unos ¢16 mil millones.
A ese fondo acceden quienes no cuentan con una garantía de crédito, aun así la morosidad no es una constante.
Muchos de los que acceden al fondo son empresas a las que se les cerró la puerta en otros bancos o microfinancieras, de ahí que el sector agropecuario sea el que tome la mayoría de la oferta.
De hecho, quienes más obtuvieron financiamiento fueron los cafetaleros y productores de caña.
La crisis de la roya motivó un mayor aporte a ese sector, donde se beneficiaron unos 10 mil productores, explicó Miguel Aguiar, presidente de Banca para el Desarrollo.
El dinamismo mostrado por Banca para el Desarrollo fue replicado por algunos bancos públicos que también percibieron un repunte.
El Nacional colocó cerca de ¢92 mil millones en los primeros seis meses del año, lo que le permitió alcanzar un crecimiento del 5% en su apoyo a dueños de pequeñas empresas, quienes toman la mayor parte de su mercado total.
Por su parte, comercio, servicio e industria fueron los nichos más movidos en la solicitud de financiamiento de Banca para el Desarrollo en el Banco de Costa Rica, esta entidad percibió un repunte del 16%.
Entre aquellas entidades que por el contrario no esperan alcanzar la cuota establecida a inicios de año está el Banco Popular, que percibió una colocación menor en un 42% para mipymes.
En general para el programa de desarrollo que maneja el banco la expectativa era alcanzar los ¢80 mil millones al primer semestre, pero quedó por debajo con unos ¢60 mil millones.
En tanto, dos bancos privados entrarán a la lista de los que manejan los fondos del programa. Se trata del Banco Improsa y el BCT, que actualmente están en proceso de estructuración.
Más allá del dinero otorgado a pymes, estas empresas también reciben capacitaciones y encadenamientos para conocer cómo sacar provecho a los fondos adquiridos.
“En una pyme se hace de todo y la capacitación es importante, he recibido cursos semanales desde hace mucho tiempo, nos patrocinan en agendas de negocios y ahora luego de un proceso de crecimiento vamos a llevar el producto a Centroamérica”, explicó Eugenia Rodríguez, encargada de mercadeo de Exenos.

TOMADO DE:  https://www.larepublica.net/