Las 13 claves para seguir siendo felices

© Rick Gomez/Corbis

© Rick Gomez/Corbis

Cada uno de nosotros tiene en sus manos la capacidad de ser feliz. 13 estudios científicos describen qué es lo que todos podemos hacer para mejorar nuestra visión de la vida. Les presentamos algunas de las “medidas preventivas” que pueden tomar para convertirse en personas más felices. Un estudio publicado en la revista Psychological Bulletin garantiza que gastar dinero en otras personas en lugar de en uno mismo hace a la persona sentirse más feliz. Los sociólogos llegaron a la conclusión de que “las personas más felices eran los donantes más generosos”. “Siempre se sienten mejor haciendo donaciones a organizaciones benéficas que derrochando el dinero en sí mismos”.

El profesor de la Universidad de Pennsylvania, Martin Seligman, demostró en su estudio independiente que las personas que escribían cada noche tres cosas buenas que les pasaron durante el día se sentían significativamente más felices que las que no lo hacían. Esto es independiente de la importancia de aquello que se anota: Detalles como que un ser querido les sonriera o que se acordaran de comprarle su postre favorito, por ejemplo. Los que buscan nuevas experiencias y emociones y cambian su rutina por algo más interesante son generalmente más felices, según han demostrado también las investigaciones. Los científicos aseguran que probar cosas nuevas estimula las ondas cerebrales.

La ilusión de que la felicidad se está acercando también es un importante motivo de felicidad. Los estudios han demostrado que para el ser humano es típico anticipar un momento agradable. A veces preparar una fiesta o una cena romántica, por ejemplo, nos hace sentir mejor que el hecho en sí. Los investigadores de la Universidad de Sussex, Reino Unido, mostraron que exponerse al color azul da “confianza en uno mismo, disminuye el estrés y aumenta la felicidad”. El estudio descubrió que cuando una persona ve algo azul sus ondas cerebrales reflejan un mayor nivel de felicidad. Según The Daily Mail, nuestro amor por el color azul se remonta a nuestros antepasados, ??”que vinculaban ese color en el cielo con la sensación de un buen día y la perspectiva de una buena noche”.