Bono de vivienda ha beneficiado a 16.000 jefas de hogar

mujeresjefasviviendaSan José.- Yahira Ulate tiene que velar por su bienestar y el de sus dos hijas. Su principal sueño se concretó hace a penas unos dias, cuando recibió de parte del Gobierno una casa propia.

“Yo quiero agradecerle a la señora presidenta, doña Laura, de todo corazón, por todas las ayudas que nos ha dado a las mujeres solas con hijos como yo”, declaró con una sonrisa en su rostro por la felicidad de contar con su propio hogar.

Como ella, 16.000 mujeres, líderes de un hogar y vulnerables socialmente, han recibido el apoyo del Gobierno para tener un lugar donde vivir, informó hoy el diario digital La Noticia.

Para la presidenta Chinchilla, la obligación de su gobierno en primer término es con los más pobres y desvalidos, a quienes se quiere brindar una ayuda integral, no sólo de vivienda, sino también de educación, salud y empleo.

“El ver la transformación de ella (Yahaira Ulate), que pasó de un sitio en donde no hay buenas condiciones de vida, ni para ella ni para sus hijas, a tener certeza de casa propia, y un entorno digno, es motivo de alegría. Nuestra tarea es seguir trabajando por las mujeres jefas de hogar; esas que solitas están todos los días luchando por sacar a sus familias adelante. Ya el hecho de poder tener la seguridad de un techo digno hace todo un cambio en adelante en sus vidas” mencionó la Presidenta.

Gobierno fortalece su trabajo social

En el sector educación, 340.000 niños, niñas y jóvenes se mantienen en las aulas gracias a las ayudas de Avancemos y FONABE.

En el sector salud se han construido 36 nuevos EBAIS y 12 se encuentran en proceso de ejecución. Para el 2014 se espera contar con 55 nuevas sedes.

Se creó “Manos a la obra”, Programa de bienestar y promoción familiar del IMAS, con el cual las personas desempleadas llevan a cabo trabajos en sus comunidades y reciben una ayuda económica. La iniciativa ha beneficiado a 6.274 personas.

“Si bien la vivienda es importante a veces hay que entender que con eso no basta y entonces vemos historias en donde además de la vivienda también tenemos la obligación de ayudarle a las familias, especialmente aquellas jefeadas por mujeres, a que los hijos tengan una beca escolar para que sus hijos no abandonen las escuelas, para que nunca tengan que escoger entre colegio o trabajo y para que también podamos ir en ayuda de las mujeres que muchas veces ya sea por su edad o porque no cuentan con la necesaria capacitación, puedan recibir una transferencia monetaria como lo estamos haciendo y a cambio de esa transferencia monetaria esas mujeres salen a trabajar a la comunidad”, agregó la Presidenta Chinchilla.