País mejora condiciones para abrirse a más mercados

ecibe certificación de ODI

Estatus de riesgo controlado para enfermedad de “vacas locas”.

NAC18-TRABAJADORES-FABRICA-COCODRILO-CARNE-2013-6605HRCon este certificado, Costa Rica queda en igualdad de condiciones sanitarias con respecto a los países de altos estándares como España. Foto ilustrativa.El país mejoró sus condiciones sanitarias para abrirse a más mercados, luego de recibir el certificado de riesgo controlado de Encefalopatía Espongiforme Bovina.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Agricultura (MAG), junto al Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) y varias cámaras relacionadas al logro.

El reconocimiento, que fue otorgado a Costa Rica por la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE) abre el camino con terceros mercados como el japonés, chino e incluso el europeo, uno de los más rigurosos.

Con este alcance, Costa Rica se coloca a la altura de países como España, Alemania, Francia y Canadá, que también cuentan con el estatus de riesgo controlado de la enfermedad comúnmente conocida como de “vacas locas”.

Esto se traduce, según la ministra de Agricultura, Gloria Abraham, en más valores agregados al sector ganadero en lo que respecta a la apertura de mercados y seguridad alimentaria.

“En el sector ganadero, tanto el productor de carne como el productor de lácteos son sectores que contribuyen en mucho al producto interno bruto (PIB, agrícola), que contribuyen en mucho a las exportaciones, pero que sobre todo tienen un enorme potencial de crecimiento y con este certificado evidentemente vamos a tener mejores condiciones de acceso a terceros mercados”, acotó la jerarca.

Inclusive para Leonardo Luconi, presidente de la Corporación Ganadera Nacional (Corfoga), el alcanzar la certificación no solo hay que asentarla como un plus en los mercados de exportación sino también en el interno.

Detalló que hay que verlo, primero con respecto al impacto en el mercado nacional y en la seguridad alimentaria, segundo, con respecto al mercado natural que es Centroamérica, en el cual ya dos países contaban con la certificación; y tercero por la apertura comercial.

En el sector carne, en mercados como el chino, en el 2011 se importaron 20 mil toneladas, en el 2012, 80 mil y en lo que se lleva del 2013, la cifra reportada es de 80 mil.

Este reconocimiento se obtiene cuando un país cumple con el procedimiento operacional normalizado de la OIE para el estatus sanitario que ha demostrado la capacidad de prevenir la enfermedad de la vaca loca y aplicar las medidas de control adecuado en la cadena productiva.

Tomado de:  http://www.prensalibre.cr