Colegio de Médicos pide cárcel a quien venda órganos

Mientras OIJ dice que son víctimas

Doctor implicado consultó si era ilegal que ticos donaran órganos a extranjeros.

NAC11-1-MORA-FRANCISCO-DR-TRAFICO-ORGANOS-2013

El Dr. Francisco Mora, nefrólogo del Calderón Guardia, fue detenido este martes por el OIJ como presunto coordinador de una red de tráfico de órganos; estará 6 meses en prisión preventiva. Foto: OIJ.Mientras el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) espera que las personas que vendieron sus órganos o han sido tentados a este ilícito se presenten ante las autoridades para que den más información sobre esta red que opera en el país, denunciada en abril por LA PRENSA LIBRE, el Colegio de Médicos y Cirujanos pide que a los vendedores se les castigue con cárcel de igual forma.

“Si hablamos que hay toda una mafia, la mafia no es solo el capo. Si efectivamente hay varios médicos involucrados en esta situación no solamente podemos hablar de ellos, la ley está muy clara de que está prohibido vender o comprar órganos, el receptor es quien paga por el órgano, y el que lo vende es quien incurre en el delito, y el intermediario sería el médico u otros involucrados, todos deberían ir a prisión”, indicó el presidente de este Colegio, el Dr. Marino Ramírez, al Decano de la Prensa Nacional.

Según Ramírez, resulta muy fácil para la Policía decir “vengan, denuncien y después los dejamos libres”; “yo creo que aquí están pidiendo testigos y prácticamente les están negociando, ahora, no se trata de tapar médicos por haber cometido ilícitos, se trata de que tampoco es justo, porque cuando hay un corrupto hay un corruptor, y ya es hora de que no solo inculpemos al corrupto, los que vendieron sus órganos no fueron inocentes cuando fueron a gastar el dinero”, citó.

El Fiscal General de la República, Jorge Chavarría, así como el director del OIJ, Francisco Segura, señalaron que “ellos tienen que entender que son víctimas, el delincuente se aprovecha de ellos por su situación de vulnerabilidad, necesitamos que se acerquen a nosotros, que tengan confianza, nadie los va a detener, que vengan a denunciar tranquilos, nosotros les vamos a ofrecer toda la protección. A estas personas no las estamos investigando ni lo haremos”.

Dr. Mora consultó al Colegio

Por su parte, Ramírez contó a este diario que el Dr. Francisco Mora Palma, detenido por el OIJ como supuesto coordinador de la red de trasplantes ilegales en el país, “realizó una consulta después de aquella noticia (denunciada por LA PRENSA LIBRE) de que se llevaron equipos médicos del Hospital Calderón Guardia a la Clínica Católica, preguntó si había alguna prohibición legal en el país para que un costarricense donara un órgano a un extranjero, porque según el OIJ, esa canasta se sacó para hacer un trasplantes en el sector privado”.

El Colegio le respondió que estaban totalmente anuentes a que haya turismo médico y se le pueda donar un órgano a un extranjero, “pero cuando se cumplan las medidas que la misma ley establece, el problema es que se brincan la legalidad y a conveniencia. No está prohibido de que un nacional le done a un extranjero, la ley establece que el donante y el donador no tienen porque conocerse, y que se deben proteger el anonimato de ambas partes”.

En tanto, el presidente del Colegio advirtió de que hay que averiguar si sabían o no sabían del delito los equipos administrativos de las clínicas privadas donde se hicieron los trasplantes, “hay otros involucrados, aquí hay muchos culpables, pero no solo se puede acusar al gremio médico nacional, muchos de nosotros, también salvamos muchas vidas en trasplantes legales”, concluyó.


CCSS tiene lista de espera de 871 trasplantes

Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), actualmente la entidad tiene una lista de espera para trasplantes de órgano de 871 pacientes de los cuales gran cantidad se encuentra en claro riesgo de fallecer de no concretarse este proceso salvador; de la presa, 146 personas requieren la donación de un riñón, 125 de un hígado y 600 de reemplazo de córnea.

Cada año se realizan aproximadamente 450 trasplantes en los hospitales de la CCSS, para los que se utiliza principalmente donantes vivos y en menor medida personas recién fallecidas, por lo que la tasa de donación en el país es cercana a los 2,8 de donantes por millón de habitantes, “a pesar de que existe la tecnología y los avances médicos para realizar trasplantes de órganos en Costa Rica desde 1969, el sistema de salud no facilita que los pacientes que requieren un trasplante puedan recibirlo, pues los trámites son engorrosos y no existe un proceso ordenado”, aseguró Rosibel Arrieta, presidenta de la Fundación Vida Nueva para personas trasplantadas.

Álvaro Meoño, trabajador social del Centro de Trasplante Hepático y Cirugía Hepatobiliar de la CCSS, concluyó diciendo que “dado que la cifras de personas con diabetes, presión arterial así como otras enfermedades crónicas crecen cada año, es previsible que en el futuro la demanda de trasplantes aumente”.


¿Red en Panamá?

No solo en Costa Rica estaría dándose el tráfico de órganos en Centroamérica, ya que autoridades de Panamá encontraron en diciembre anterior a una joven panameña muerta y con heridas típicas de una autopsia en forma de “Y”. La mujer solo tenía de órgano el hígado, y se presume que habría sido asesinada porque en Costa Rica una clínica privada y empresario, estaban requiriendo un trasplante de riñón.

Tomado de: http://www.prensalibre.cr/