Arrecia violencia durante protesta de ancianos pensionados en Nicaragua (Video)

Managua, 19 jun (EFE).- Una cantidad no específica de pobladores y ancianos resultaron heridos hoy, durante una trifulca con la Policía, que impidió el paso de agua y alimentos a miembros de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM) que protestan por sus pensiones de vejez.

Los ancianos, trabajadores retirados tras cumplir 60 años de edad, sumaron este miércoles su tercer día de protestas, en las que ocuparon las sedes del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en toda Nicaragua.

Frente a esto, la Policía redobló su personal, mientras que el Gobierno ordenó cortar el suministro de agua al edificio del INSS y el acceso a los baños fue bloqueado, denunciaron los miembros de la UNAM.

“No les importa lo que nos pase, nos quitaron el agua, los baños, no podemos tomar una pastilla ni hacer nuestras necesidades, no dejan penetrar alimentos”, dijo a Efe el presidente de la UNAM, Porfirio García.

Pero esta vez los abuelos no estaban solos. Grupos juveniles y personas con voluntad espontánea, se reunieron en las cercanías del INSS central en Managua, al conocer que la Policía estableció un cordón de seguridad para aislar a los ancianos del resto de la población.

La masa lanzando consignas que decían: “¡Agua, agua!” y “¡Todo el pueblo unido, aquí no hay partido!” logró romper un primer cordón de seguridad, pero no avanzó más.

A la protesta se presentó el excandidato a la Presidencia Eduardo Montealegre, diputado del Partido Liberal Independiente (PLI), pero fue expulsado.

En las imágenes de televisión se pudo observar cómo los policías reprimieron a los ancianos, algunos de ellos apoyados en muletas.

“(El presidente Daniel) Ortega lo que quiere es más represión. Yo también soy de la tercera edad y me mandan a callar ¿no es cobardía que a mi edad tengan miedo y me manden policías a callarme?”, comentó la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, durante el forcejeo.

En un comunicado, la UNAM denunció que han “sido objeto de agresiones y lesiones físicas por órdenes de Roberto López Gómez y Sagrario Benavides, presidente y vicepresidente, respectivamente, del Seguro Social”.

La organización de los pensionados también solicitó públicamente la presencia y solidaridad de la población de Nicaragua en los plantones, la observación de organismos de derechos humanos y el respeto de sus derechos por parte de la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera.

La UNAM tiene 5.000 miembros en todo el país con capacidad para movilizarse.

Los adultos mayores exigen que se les entregue la pensión reducida, que puede superar los 50 dólares mensuales, el bono solidario de 40 dólares, o al menos los bastones, sillas de ruedas, andaribeles y medicinas a las que tienen derecho. EFE

Video: Ancianos enfrentan represión policial en Nicaragua