Declaración de San José será instrumento para crecimiento inclusivo de los países de renta media

mayi_antillon_luis_libermannSan José.- Esta mañana se llevó a cabo la clausura de la primera Conferencia de Países de Renta Media, durante la cual, los 68 países participantes lograron precisar, con mayor claridad, los principales desafíos y las necesidades a los que se enfrentan para avanzar hacia un desarrollo sostenible e inclusivo.

Además se resaltó la necesidad de una participación más proactiva en la elaboración de la nueva agenda de desarrollo post 2015 y la importancia de redefinir los criterios de clasificación para los países de renta media que se han utilizado hasta este momento.

En este sentido, se destacó la importancia de que la Declaración de San José sea un instrumento de acción retomado por el Sistema de las Naciones Unidas para su debida implementación y seguimiento.

En ese mismo sentido, el vicepresidente de la República, Luis Liberman, aseguró que los países demandan, fundamentalmente, cooperación para el fortalecimiento de capacidades, transferencia de tecnología y fortalecimiento institucional.

“Para la consecución de este objetivo, se busca fortalecer la cooperación horizontal y triangular. Bajo este nuevo esquema se podría dar una eficaz y sistemática transferencia de mejores prácticas en muchos campos que van desde lo productivo, pasando por lo social y fortaleciendo lo regional”, aseguró Liberman.

Destacó que en lo referente al tema de desarrollo, se debe poner un énfasis especial en el comercio internacional el cual va muy de la mano con la inversión.

Respecto a esto señaló que al hablar de inversión se debe velar porque cumpla con todos los requisitos de legalidad y con las reglas ambientales, laborales e impositivas existentes en cada país.

“Es muy loable que más de 70 países coincidan en declarar públicamente su disposición de trabajar juntos en promover la inclusión social y económica, el desarrollo industrial sostenible y una inteligente inserción a las oportunidades de la economía global”, manifestó el Vicepresidente.

Por su parte, el canciller de la República, Enrique Castillo, aseguró que esta Conferencia es la culminación de una primera etapa que inició en febrero del presente año y la cual alcanzó el consenso en el texto de la Declaración de San José, reafirmándose que la agenda de desarrollo debe incluir las necesidades específicas y brindar soluciones a los problemas estructurales que afectan a los países de renta media.

“Sin duda, el Plan de Acción contribuirá al tratamiento de las necesidades de los países de renta media, dentro del contexto del desarrollo sostenible y la agenda de desarrollo post 2015 y que definirá la hoja de ruta”, afirmó el Canciller.