Declaración de San José se centrará en agenda post 2015

Conferencia de países de renta media

NAC18-1-RENTA-MEDIA

Yoriko Yasukawa, coordinadora residente de ONU en Costa Rica, Mayi Antillón, Néstor Osorio, presidente del Consejo Económico y Social de ONU, Laura Chinchilla y Enrique Castillo participaron en la inauguración. Foto: Víctor Benavides.La declaración conjunta que se espera firmar al final de la Conferencia de Alto Nivel de Países de Renta Media que se lleva a cabo a partir de ayer y hasta este viernes en Costa Rica se centrará en compromisos “post 2015”, año en el que finaliza el plazo para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas.

Así lo afirmaron los diferentes voceros de instituciones públicas nacionales que participaron en la inauguración del evento.

En dicho sentido, el canciller Enrique Castillo dijo que es necesario que el Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los demás procesos paralelos que discuten actualmente la nueva agenda de desarrollo de Naciones Unidas (ONU), incluyan los desafíos específicos de los países de renta media para la agenda post 2015.

Según la viceministra de Planificación, Silvia Hernández, los ejes sobre los cuales se sientan las discusiones en esta conferencia son el desarrollo inclusivo y prosperidad, desarrollo sostenible, medio ambiente e industria verde, y un tercer punto que es el financiamiento para el desarrollo.

La reunión, que abarca unos 200 delegados de 68 países catalogados de renta media, busca arrojar ideas sobre nuevos índices que revelen las verdaderas realidades de las naciones, más allá de un mero cálculo sus ingresos per cápita.

Según el canciller Castillo, dicha clasificación es injusta y fue elaborada simplemente para dejar de ofrecer cooperación para el desarrollo a un grupo de países, que quedaron atrapados en el medio, sin ser “ricos”, ni “pobres”.

COOPERACIÓN SUR-SUR

A su vez, la presidenta de la República, Laura Chinchilla, señaló que este grupo de países debe ser capaz de impulsar avances en nuevas formas de medir los progresos de las naciones, como forma de crear nuevos criterios que orienten los flujos de la cooperación internacional.

“No venimos a este foro a pedir regalías, sino a pedir oportunidades”, afirmó la Mandataria. Bajo esta línea, Fabrizio Zarcone, representante del Banco Mundial para Costa Rica y El Salvador, afirmó que su ente ve con buenos ojos la creación de nuevos índices que sustituyan la medida por el ingreso, establecida por el propio banco.

“Esto corresponde a un proceso de evolución dentro del Banco Mundial. Desafortunadamente los fondos de la cooperación internacional son limitados. Por eso, índices más acertados nos permiten mayor equidad en nuestras inversiones y seleccionar políticas públicas que puedan favorecer a las capas más bajas de la sociedad”, aseguró Zarcone.

La ministra de Economía, Industria y Comercio, Mayi Antillón, afirmó que el problema de los indicadores económicos es que no suelen reflejar las disparidades dentro de una sociedad.

En lo que se refiere a cooperación Sur-Sur, entre países en vías de desarrollo, Antillón aseveró que el país tiene mucho que mostrar, así como aprender en el campo de la innovación. Por ello, considera que naciones como Chile, México y Colombia son claves para esta forma de cooperación con Costa Rica.

El presidente del Consejo Económico y Social de la ONU, el colombiano Néstor Osorio, dijo que la cooperación Sur-Sur es especialmente importante para América Latina, porque la asistencia internacional hacia la región se ha reducido a menos de la mitad desde los años sesenta. Castillo afirmó que los países de renta media representan el 70% de la población mundial y son los de más rápido crecimiento, tanto en términos poblacionales como en los principales indicadores de desarrollo económico y humano.