CIDH preocupada por situación derechos humanos en Cuba, Honduras y Venezuela

Imagen cortesía de ABC Color de Paraguay

Imagen cortesía de ABC Color de Paraguay

Antigua (Guatemala), 6 jun (EFE).- El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Jose Orozco, calificó hoy de “preocupante” la situación de los derechos humanos en Cuba, Honduras y Venezuela, durante la presentación de un informe del trabajo del organismo ante la OEA.

En una sesión plenaria de la 43 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Orozco dijo que la situación de esos tres Estados requiere de acciones para garantizar el respeto de las garantías fundamentales de sus ciudadanos.

En el caso de Cuba dijo que “no se respetan los derechos políticos” de los ciudadanos, así como tampoco la libertad de expresión y de manifestación debido al régimen totalitario.

En Honduras, agregó Orozco, se han incrementado los problemas de seguridad ciudadana, la falta de independencia en el sistema judicial, y los ataques en contra de los defensores humanitarios.

Estos casos, indicó el presidente de la CIDH, se incrementaron a partir del golpe de Estado en contra del expresidente Manuel Zelaya, en junio de 2009.

A la Comisión también le preocupa que el Gobierno hondureño no haya cumplido con las recomendaciones de la Comisión de la Verdad que investigó el derrocamiento de Zelaya, especialmente las relacionadas con los derechos humanos, dijo Orozco.

Respecto a Venezuela, la CIDH criticó la emisión de leyes y la actuación de los jueces en favor del Gobierno, así como los “obstáculos” que éste ha interpuesto para boicotear la libertad de expresión de los opositores.

Orozco también invitó al Gobierno de Caracas a que “reconsidere” su decisión de denunciar al sistema interamericano de derechos humanos, y que se reincorpore al mismo.

En septiembre del año pasado Venezuela notificó a la secretaria general de la OEA su decisión de denunciar a la Convención Americana de Derechos Humanos.

De no retractarse, Venezuela quedará liberada el próximo septiembre de la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), aunque no de la CIDH.

El presidente de la Corte IDH, Diego García Sayán, llamó hoy a los países que han decidido “tomar distancia” del sistema de justicia regional sustituir esa postura por una que incluya aportar sus críticas para mejorarlo.

García Sayán hizo ese llamamiento al mismo tiempo que exhortó a los miembros de la OEA a “ratificar y adherir a la Convención Americana de Derechos Humanos y aceptar la jurisdicción contenciosa de la CorteIDH.

El presidente del tribunal interamericano hizo un “llamado amistoso y fraterno a los países miembros que aún no son parte” de ambos instrumentos “a abrir canales de comunicación y diálogo que permita un mayor y mejor conocimiento del Sistema” Interamericano de Derechos Humanos.

A los países que han firmado y ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos y reconocen la jurisdicción de la CorteIDH, García Sayén los exhortó “a que refuercen sus compromisos con el Sistema”.

Y a aquellos países que han optado por “tomar distancia frente al Sistema” que esas “reflexiones sean sustituidos por caminos intensos que contribuyan” a enriquecer el debate y el propio sistema, añadió Gracía Sayán.

García Sayán presentó el informe anual de la CorteIDH, en el que resaltó que durante 2012 el tribunal batió récord de sentencias y habló de la preocupante situación financiera del organismo. EFE