Costa Rica prepara política migratoria que abarca trata, refugio y seguridad

freddy_monteroSan José, 5 jun (EFE).- El Gobierno de Costa Rica espera tener lista en julio próximo una “Política Migratoria Integral”, la cual pretende fortalecer el combate a la trata de personas, los estudios para refugio y la seguridad nacional.

El viceministro costarricense de Gobernación, Freddy Montero, ente superior de la Dirección de Migración, dijo hoy en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros que la política está lista y será un complemento a la Ley General de Migración que entró en vigencia en 2010.

“La política migratoria define las prioridades del Estado en materia migratoria y también define responsabilidades”, explicó Montero.

Entre las prioridades se establecieron la lucha contra la trata, el fortalecimiento de los mecanismos para otorgar refugios y medidas para mejorar la seguridad nacional.

Sobre la trata, Montero afirmó que es un problema que en Costa Rica se ha detectado principalmente con fines de explotación laboral y sexual, pero por el momento no se tienen casos relacionados al tráfico de órganos.

El funcionario explicó que en los últimos años en Costa Rica se han descubierto casos de trata contra asiáticos en barcos pesqueros que llegan a Costa Rica, en los que a las víctimas les quitaron sus documentos y se les obligaba a hacer trabajos pesados sin remuneración adecuada.

También dio cuenta de algunos casos de mujeres de Europa del este que fueron traídas años atrás al país para explotarlas sexualmente en clubes nocturnos, y más recientemente de dominicanas y nicaragüenses.

“El año pasado dimos 34 golpes contra redes de tráfico de inmigrantes”, aseguró Montero.

En el marco de la nueva política migratoria, según Montero, se va a fortalecer el trabajo de una unidad de investigación especializada de la Policía de Migración, la cual se encarga de perseguir delitos de trata, tráfico de inmigrantes y falsificación de documentos.

Sobre la trata con fines de extracción de órganos, el funcionario dijo que no hay ninguna denuncia al respecto, aunque el Organismo de Investigación Judicial investiga el asunto a raíz de una publicación de prensa.

Montero aseguró que en el Congreso se tramita una ley sobre trasplantes de órganos, en la cual se endurecen los controles sobre los donadores y se pretende eliminar la posibilidad de la venta de órganos.

En cuanto a refugio, la nueva política pretende mantener a Costa Rica como un país dispuesto a otorgar ese estatus a las personas que lo necesiten, pero asegurar, con una serie de controles, que “la decisión que se tome sea la correcta”, comentó el funcionario.

Paralelo a estas iniciativas, Montero comentó que Costa Rica está implementando un programa de seguridad fronteriza, el cual busca lograr una mejor coordinación entre cuerpos de seguridad, migración, aduanas y diferentes instituciones públicas.

Con una donación de equipo tecnológico por parte de la Comisión Europea, valorada en unos 100.000 dólares, se unificarán este año las bases de datos y se logrará una comunicación en tiempo real entre todas las instituciones que actúan en fronteras.

Costa Rica es un país con 4,5 millones de habitantes, de los cuales el 9 % son extranjeros, la mayoría nicaragüenses. EFE