Empleo juvenil en Latinoamérica requiere medidas puntuales, dice la OIT

Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe. Foto de archivo

Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe. Foto de archivo

Lima (EFE).- La directora regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, llamó a los Gobiernos a tomar “medidas específicas” para “generar más y mejores puestos de trabajo” para los jóvenes.

Tinoco habló así tras conocerse el último informe mundial de la OIT sobre el empleo juvenil, que indica que la tasa de desempleo global para quienes tienen entre 15 y 24 años es del 12,9 % y la tendencia es a empeorar.

Aunque América Latina y el Caribe es una de las contadas regiones donde la tasa de desempleo juvenil no ha crecido en los dos últimos años, el informe indica que los jóvenes no se han beneficiado plenamente de las mejoras laborales y sociales que se han producido.

El desempleo juvenil es 2,8 veces superior al de los adultos en la región.

“Estamos frente a un problema de carácter estructural que no va a mejorar por si solo, y por eso es necesario responder con medidas específicas destinadas a mejorar las oportunidades con que cuentan los cerca de 106 millones de jóvenes que viven en nuestra región”, declaró Tinoco.

La OIT recordó que ha planteado la necesidad de contar con estrategias que aborden la complejidad de este fenómeno, incluyendo una combinación de políticas activas del mercado de trabajo, medidas para mejorar la educación y formación laboral, y programas que apoyen el inicio de la vida laboral, el tránsito de la escuela al trabajo, así como las iniciativas de emprendimiento juvenil.

El informe señaló que “el fuerte crecimiento económico en esta región (de Latinoamérica) ha producido mejoras en la situación social y laboral, pero todo parece indicar que los jóvenes no han sido los más beneficiados”.

Un 51,7 % de los jóvenes que no estudian ni trabajan en la región, que asciende al 19 % del total, dijo ocuparse de tareas del hogar, un 23,1 % estaba sin empleo y un 25,2% no tenían actividades por otros motivos, de acuerdo al informe global.

En opinión de Tinoco, “este es un fenómeno preocupante causado por el desaliento ante la falta de oportunidades, que tiene un potencial desestabilizador para nuestras sociedades”.