Tribunal restituye a magistrado tras polémica entre poderes en Costa Rica

magistrado_fernando_cruzSan José, 9 may (EFE).- La Sala Constitucional de Costa Rica admitió hoy un recurso de amparo y restituyó en su cargo al magistrado Fernando Cruz, a quien el Congreso le negó la reelección en noviembre, lo que generó un choque entre los poderes del Estado.

“El asunto principal fue declarado con lugar, anulando el acuerdo adoptado por el Plenario Legislativo en la sesión plenaria del 15 de noviembre de 2012, únicamente respecto de la no reelección del magistrado Fernando Cruz Castro, a quien se le restablece en el goce de sus derechos fundamentales”, indicó la Sala Constitucional en un comunicado.

De esta manera, el magistrado, integrante de la misma Sala Constitucional, se da definitivamente por reelegido para un periodo de ocho años que vence el 18 de octubre de 2020.

El 20 de noviembre pasado, la Sala acogió para estudio el recurso de amparo del diputado Luis Fishman, del opositor Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien argumentó que la votación legislativa que impidió la reelección de Cruz se produjo de manera extemporánea.

Con la mayoría calificada de 38 votos, liderados por el oficial Partido Liberación Nacional (PLN), el pasado 15 de noviembre el Congreso no reeligió al magistrado.

Cruz se ha destacado por sus votos, muchas veces en minoría, en contra de grandes proyectos impulsados por los grupos políticos del país, como la reelección presidencial, una mina de oro a cielo abierto y el tratado de libre comercio con Estados Unidos.

La no reelección del juez causó un enfrentamiento entre el Poder Judicial y el Legislativo, en el que la Corte Suprema de Justicia denunció una “violación” a la división de poderes del Estado y una “amenaza a la independencia judicial” debido a los argumentos políticos con que algunos diputados justificaron la decisión.

El entonces jefe de la facción legislativa del PLN, Fabio Molina, dijo después de la votación que era “el momento de dar un golpe al timón para buscar gobernabilidad” y “una llamada de atención a la Corte de que deben renovarse”. EFE