Obama saluda un “nuevo México” y llama a superar “estereotipos”

Los presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto. Foto EFE

Los presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto. Foto AFP

Mexico (AFP).- El presidente estadounidense, Barack Obama, destacó este viernes la emergencia de un “nuevo México”, por lo que pidió a sus compatriotas superar los “estereotipos” sobre este país y prometió a los mexicanos una relación de “respeto mutuo”, en un discurso frente a jóvenes en la capital mexicana.

“Algunos mexicanos podrían pensar que los Estados Unidos no respetan a México, que estamos tratando de interferir en los asuntos internos mexicanos”, reconoció Obama, que este viernes cierra una visita de 24 horas al vecino país y parte a Costa Rica.

“A pesar de los vínculos y los valores fuertes que compartimos, las actitudes de los dos países son a veces prisioneras de viejos estereotipos. Algunos estadounidenses sólo ven el México presentado en titulares sensacionalistas de la violencia y los cruces fronterizos”, afirmó Obama.

El mandatario dijo que esas distorsiones hacen más difícil a los dos países avanzar juntos, durante su discurso plagado de expresiones en español que fueron recibidas con entusiasmo por los alrededor de 800 estudiantes reunidos en el emblemático museo de Antropología de la capital.

“Es tiempo de reconocer las nuevas realidades” en México, aseguró el presidente, que destacó los “progresos impresionantes de México de hoy”.

“Los mexicanos siguen haciendo valientes sacrificios para la seguridad de su país” y esforzándose por dar una mejor vida sus hijos, por lo que “es evidente que un nuevo México está surgiendo”, expresó.

A su llegada a México el jueves, Obama se entrevistó con el presidente Enrique Peña Nieto para relanzar sus relaciones con un enfoque prioritario en la integración económica.

Obama alabó el pacto político del gobierno de Peña Nieto con la oposición, que está impulsando reformas estructurales en varias materias, de las cuales han sido aprobadas por el momento dos en educación y telecomunicaciones, y ofreció mantener su cooperación al gobierno de Peña Nieto para su nueva estrategia contra el crimen organizado.