CCSS no considera elevar edad de jubilación, en este momento

ccssSan José.- Autoridades de la Caja Costarricense Seguro Social (CCSS) afirmaron que, en este momento, no están considerando elevar la edad de jubilación y que cualquier decisión sería consensuada con los diferentes sectores interesados en el tema.
Los jerarcas también afirmaron que el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte que administra la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no está en crisis, ni tiene problemas de liquidez y por lo tanto, se podrá hacer frente al pago normal de las pensiones.

Tal aseveración la plantearon, hoy, categóricamente, el licenciado José Luis Quesada Martínez, gerente de pensiones y el licenciado Luis Guillermo López Vargas, director de la Dirección Actuarial de la CCSS.
De acuerdo con las autoridades, Invalidez, Vejez y Muerte es un régimen que, según los estudios actuariales, muestra una sostenibilidad de al menos dos décadas.

Según los expertos, IVM es un régimen sólido que se encuentra en un proceso permanente de monitoreo, en virtud del dinamismo que muestran sus variables así como de los efectos del entorno económico, fallos y pronunciamientos judiciales (restitución de pensión para viudas que contraen nuevas nupcias, huérfanos y casos de invalidez).

Como parte de este monitoreo, en este momento, se encuentra en ejecución un estudio solicitado por la Junta Directiva para valorar bajo diferentes enfoques la situación de corto y largo plazo del régimen, con el objetivo de visualizar, con suficiente anticipación, los ajustes que el régimen requiere para seguir garantizando su sostenibilidad en el tiempo.

Las autoridades salieron al paso para desmentir eventuales cambios drásticos en el sistema establecido para el otorgamiento de beneficios y dejaron claro que cualquier ajuste será consensuado con diferentes actores, tal como se hizo con la reforma del año 2005 donde se contó con la participación de sindicatos y representantes de la Superintendencia de Pensiones (SUPEN).

Los ajustes del 2005 elevaron el umbral de solidez del IVM, que según un diagnóstico realizado por expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), goza de buena salud, no obstante y en aras de la mayor transparencia, está en proceso la licitación internacional para la contratación conjunta CCSS-SUPEN de una valuación actuarial con una firma externa.

La valuación actuarial a cargo de expertos del más alto nivel formulará un análisis a largo plazo ( 50-75 y 100 años), a fin de verificar la sostenibilidad del régimen y solamente a partir de ahí se estarían considerando eventuales ajustes.

Por otra parte, las autoridades explicaron que la utilización de los intereses para el pago de los gastos corrientes del régimen, bajo ninguna circunstancia significa que se están utilizando las reservas, por el contrario estas mantienen un ritmo creciente a lo largo del tiempo, según lo evidencian los estados financieros.

Las autoridades explicaron que en un régimen con las características de IVM, los intereses son ingresos corrientes y tienen como función coadyuvar en el financiamiento de los gastos corrientes y está incorporado en las proyecciones actuariales de los periodos de equilibrio.

Los sistemas de pensiones son dinámicos y en términos generales, a lo largo de su existencia, experimentan variaciones principalmente por el envejecimiento de la población.

El IVM cuenta con alrededor de 180 mil pensionados y una reserva de ¢1.7 billones.