Panamá busca elevar perfil cultural y democratizar el arte con I Bienal

Bienal-panamaPanamá (EFE).- Panamá, el país líder en crecimiento económico de Latinoamérica, busca elevar su perfil cultural y democratizar el acceso al arte con una bienal que hoy arrancó en su primera edición, con más de 300 artistas de diversas disciplinas provenientes de 65 países.

La I Bienal del Sur, que se extenderá hasta el próximo 30 mayo organizada por la Alcaldía del Distrito de Panamá, ha tomado varios espacios públicos de la capital con alrededor de 800 piezas, según dijo a Efe la directora de producción artística, Luz Botero.

“El objetivo es promover el arte de una forma amplia y muy accesible a toda la población, convocando a los mejores artistas, brindado sus obras en plazas, avenidas, iglesias, centros turísticos, y ver cómo podemos ir subiendo el perfil cultural” de la ciudad, declaró la alcaldesa de Panamá, Roxana Méndez.

Bajo el lema “Emplazando Mundos”, la Bienal forma parte de la conmemoración este año del V Centenario del Descubrimiento del Mar del Sur (océano Pacífico) por el español Vasco Núñez de Balboa (1475-1519).

“Y justamente eso es lo que la Bienal está promoviendo, que nuevamente Panamá sea un destino de intercambio cultural entre los cinco continentes que se están dando cita a través de sus artistas”, añadió Méndez.

Con un presupuesto oficial de 1,5 millones de dólares, que podría elevarse “al doble” si se suman “los aportes en especias” del sector privado y otros colaboradores, explicó Méndez, la muestra ha sido concebida a partir de cuatro temas de reflexión: la violencia, la economía, el agua y el viaje.

Los artistas se han desplegado por casi toda la ciudad y han tomado como lienzo, por ejemplo, un desvencijado edificio de apartamentos en la barriada popular El Chorrillo, donde el grupo madrileño Boa Mistura realizó un mural que reza “Somos Luz” con la colaboración de la comunidad.

El colombiano José Franklin Jerez trabajó con diseño y pintura unas 50 bancas de un parque del este capitalino, en el sector Las Mañanitas, que ahora parecen un libro abierto, en una obra que busca promover la lectura entre los más jóvenes.

“Mapas de Hielo” es un registro de mapas topográficos de los glaciares que se están derritiendo por el calentamiento global presentado en la Calzada de Amador, en el sur de la capital, por la artista venezolana Carola Bravo.

Gary Palmer, de Irlanda del Norte, instaló en la Peatonal de la Avenida Central su obra “Mandala Multicultural”, un árbol que simboliza la familia y que en sus cuatro vértices muestra una indígena guna, una mujer africana, mujer japonesa y una irlandesa, y en el centro una mola, la artesanía más típica de Panamá.

Las que se exhiben en la Bienal son piezas “inéditas”, y un “gran porcentaje” de ellas se quedarán en la capital, no solo, por supuesto, los murales, “unos 25”, sino también esculturas y fotografías, resaltó Botero a Efe.

“Panamá a nivel económico ha tenido un crecimiento muy importante” en los últimos años, con una expansión de más del 10,6 % del productor interno bruto (PIB) solo el año pasado, “y es hora de que también lo empiece a tener culturalmente”, añadió la directora artística.

La Bienal panameña muestra pintura, escultura, video, instalaciones, muralismo, arte callejero, montajes, arte mediático y nuevas formas de arte, que serán exhibidas en las principales sedes culturales y espacios públicos, de acuerdo a la información oficial.

Muchos de los creadores que participan en la novel muestra vienen de bienales muy reconocidas como las de Venecia, Sao Paulo y La Habana, destacó Botero, al resaltar el poder de convocatoria que ha tenido Panamá.

Paralelo a la Bienal, Panamá recibirá la exposición “El Viacrucis” del pintor colombiano Fernando Botero, que se exhibirá en el Museo del Canal, ubicado en el Casco Antiguo de la capital.